miércoles, 22 enero 2020, 09:35
Sábado, 23 Noviembre 2019 05:59

Músicos sinfónicos de Europa y Cuba convierten concierto en fiesta

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)

Más de una treintena de jóvenes músicos de países de dos continentes, Europa y América, compartieron en Cuba la pasión común por el arte sinfónico que cultivan y terminaron a modo de fiesta, muy divertida.

El concierto ofrecido la víspera, en la Catedral de La Habana, por la Orquesta Juvenil de la Unión Europea (EUYO) y su homóloga del Instituto Superior de Arte de Cuba transmitió varias lecciones, pero una de las más visibles y valiosas deviene la reafirmación de que la música hermana.

Si a alguien le quedaba alguna duda al final, la iniciativa de los músicos de darse abrazos y empezar a tocar luego medio informal, de pie, sin nadie dirigiendo, una pieza de espíritu festivo, con la que incluso brincaron, fue la mejor demostración.

El concierto se presentó bajo el nombre de Celebración porque se incluye dentro de los festejos por los 500 años de fundación de La Habana y comenzó con la actuación del conjunto de cuerdas europeo, liderado por la violinista Emily Davis.

Por cierto, esta músico de calidad extraordinaria transportó a muchos espectadores a otra galaxia cuando interpretó La alondra ascendiendo, del compositor checo Ralph Vaughan Williams.

También se disfrutó el IV allegro con brio de la Sinfonía No. 7, Opus 92, en la mayor, de Beethoven, dirigida por el cubano José Antonio Méndez, y resultó todo un éxito la Conga, de la Suite Cubana, en versión de Jenny Peña.

La última pieza mencionada exhibe una deliciosa adaptación sinfónica de la conga Caminando, de Los Zafiros, entre otros temas de aquel popular grupo cubano de segunda mitad del siglo XX.

Otra de las piezas propias del repertorio de la isla y expuesta en el concierto fue El Manisero, de Moisés Simons, igualmente en una versión de buen gusto.

Como antesala, en el Palacio del Conde Lombillo, se inauguró la muestra Presencia Europea en La Habana, que recrea -en 17 instantáneas de gran formato- la presencia de la mayoría de los estados miembros de la Unión Europea en esta nación caribeña.

Desde su fundación en 1976, la EUYO ha actuado como embajadora cultural de la UE a nivel mundial, y sus funciones en importantes salas de concierto como el Royal Albert Hall de Londres o el Carnegie Hall de Nueva York, la sitúan en lugar cimero del panorama sinfónico por la destreza de sus instrumentistas, ahora demostrada en Cuba.

Visto 377 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar