lunes, 24 febrero 2020, 07:24
Jueves, 13 Febrero 2020 05:23

Matanzas vibrante en Festival Invierno Barroco (+FOTOS)

Escrito por  Sergio Jesús Martínez/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

La cuarta edición del Festival Invierno Barroco llegó a la ciudad de Matanzas. La música de los siglos XVI al XVIII en un barroco que, por lo general, no es cubano, tiene el don de cautivar a muchos espectadores y recrearse en una transculturación de finísimas hebras.


La fuerza empeñada en este evento que se repite desde 2013, responde a la necesidad de apasionar los estudiantes de música de diferentes niveles por un estilo de compleja pero bella ejecución.

La idea original parte de la maestra de violonchelo Felipa Moncada, quien organiza el festival para fundir esfuerzos de todo el país en diferentes disciplinas e instrumentos, donde la música de conjuntos tiene un protagonismo fundamental. Con ella conversamos para saber la génesis de este proyecto y su devenir en la recién finalizada edición (del 5 al 9 de febrero en Matanzas).

¿Cuáles fueros los inicios de este proyecto?

"La iniciativa del festival, respondió a un momento en que los estudiantes adolecían de espacios de presentación. El estilo barroco es de difícil aprendizaje y ejecución. En mi experiencia como jurado y como profesora de los distintos niveles de enseñanza, pude notar la poca información al respecto y los pocos artistas que podían confrontar."

alt
Foto: Claudia Padrón Gómez

¿Cómo llega la idea Matanzas?

"Otras provincias, en especial la capital, tenían algunos eventos de música que rondaban la temática barroca, pero Matanzas no tenía nada. Alarmante situación, con tanto talento para mostrar. Ahí comenzó nuestro esfuerzo por llevar adelante este evento, que se pensó desde y para la enseñanza.

La primera edición, solo abarcó la música, con carácter provincial. Pudimos contar con profesores y estudiantes de nuestras escuelas de artes. Recibimos también el apoyo de la UNEAC, en la persona del maestro Alberto García y de artistas pertenecientes a la Empresa "Rafael Somavilla."

¿Por qué este nombre para un evento en una país de tan corto invierno?

"Escogimos la semana más fría del año, buscando un poco, ese aire europeo con que surgió este estilo, de ahí su nombre: Invierno Barroco. Esto fue en el año 2013."

alt

¿Cómo llega la inclusión de otras manifestaciones artísticas?

"Después de maravillosas experiencias de trabajo, con la maestra Liliam Padrón, nos atrevimos a incluir la danza en la segunda edición. Pero no solo crecimos con esta especialidad, también nos llegó el apoyo del Teatro El Mirón Cubano, el grupo Renacimiento, la Ópera Nacional, el ISA, entre otros."

¿Cuáles son las propuestas significativas de esta cuarta edición?

"Se llevaron a cabo talleres de interpretación histórica, con el apoyo incondicional de Ensemble cantabile, ese para mí, fue el mayor logro de esa edición.

En la tercera seguimos creciendo: los pasacalles y música original para el evento, con la autoría de nuestro querido Alejandro Falcón, que este año, repite esfuerzo y presencia.

Ahora volvimos a crecer, ya se incluyeron los estudiantes de artes plásticas, con una excelente exposición y la literatura se nos hizo presente en el panel de creadores de la mano de Alfredo Zaldívar de Ediciones Matanzas."

alt

La experiencia de este festival trajo consigo la participación de muchas artes en Matanzas, algo nuevo que convoca a especialistas, músicos, actores y espectadores. En la Gala de clausura apreciamos el buen arte del Trío Trovarroco y el estreno de Las cuatro estaciones matanceras de Alejandro Falcón, imterpretada por él y la Camerata José White. Agrupaciones como la Compañía de Teatro de Las Estaciones, Danza Espiral y Teatro El Mirón Cubano acompañaron el espectáculo y el pasacalle final. Otras agrupaciones como la Camerata Vocal Sine Nomine y el Coro de Cámara de Matanzas se presentaron en la Catedral de San Carlos, hermosa construcción del siglo XIX matancero con excelente acústica para la música sacra del barroco.

Un agradecimiento especial llena a esta maestra del siglo XXI que apuesta por el buen arte en la Atenas de Cuba.

"No quiero mencionar a cada participante o a cada persona que ha puesto su esfuerzo, han sido demasiados y sería injusto omitir u olvidar algún nombre. Pero no puedo evitar mi agradecimiento infinito a Gretis Chaluja, mi mano derecha, la organizadora de cada una de mis ideas desde la primera edición. Liliam Padrón, directora artística y seguidora de todos estos sueños, algunas veces locuras y la musicóloga Leydet Garlobo, sin ella no hubiese sido posible mantenernos estos dos últimos años.

Mil gracias a todo el equipo de trabajo, en especial a los profesores y alumnos de nuestras escuelas de artes, a quienes especialmente va dirigido este esfuerzo.

A ellos, toda mi gratitud y abrazo infinito."

alt

alt

alt

alt


Visto 498 veces Modificado por última vez en Viernes, 14 Febrero 2020 05:26

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar