miércoles, 29 enero 2020, 06:29
Sábado, 05 Noviembre 2011 15:56

Elecciones en EE. UU. , Cain y el acoso sexual

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

En 1999 una mujer interpuso una queja formal contra el empresario debido a una serie de "comportamientos inapropiados y acercamientos no deseados".

 

Contra todos los pronósticos y pese al escándalo por acoso sexual, el empresario Herman Cain lidera hoy la carrera por la candidatura presidencial republicana en Estados Unidos junto con el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney.

  Una encuesta del diario The Washington Post y la cadena ABC, realizada del 31 de octubre al 3 de noviembre, poco después de salir a la luz los trapos sucios, reveló que el afroestadounidense de Georgia tiene el respaldo del 23 por ciento de los potenciales votantes.

El resultado lo coloca casi empatado con Romney, que suma el 24 por ciento.

La investigación expresó que un 55 por ciento de los republicanos o independientes con esa tendencia consultados consideró que el caso de acoso sexual contra Cain, un ultraconservador, candidato del movimiento Tea Party, no es un asunto "serio".

Pero éste ha preferido no entrar en los detalles más escabrosos del caso, cuyas protagonistas son dos exempleadas de la Asociación Nacional de Hostelería que dirigió entre 1996 y 1999.

De acuerdo al sitio digital Político, la mencionada asociación puso punto final al asunto con acuerdos extrajudiciales que incluían una compensación económica y una cláusula de confidencialidad.

Una carta leída este viernes por Joel Bennett, abogado de una de las presuntas víctimas de abusos sexuales, ratifica la versión de los hechos y rechazó las acusaciones de falsedad realizadas por Cain.

En 1999 la mujer interpuso una queja formal contra el empresario debido a una serie de "comportamientos inapropiados y acercamientos no deseados".

Sin embargo la batahola no parece afectar demasiado al exmagnate de la pizza, porque los sondeos le siguen dando preferencias, mientras a la zaga relegó a Rick Perry, gobernador de Texas, (13 por ciento) y Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes, (12 por ciento).

Además, al legislador de Texas Ron Paul (ocho por ciento), y a Michelle Bachmann, congresista por Minnesota (cuatro por ciento).

Cain comenzó su ascenso en septiembre, cuando ganó sorpresivamente una votación de sondeo del Partido Republicano en Florida, en la que quedaron marginados los entonces favoritos Romney y Perry.

Ese estado sureño cuenta con 29 de los 270 votos que se necesitan en el Colegio Electoral para ganar los comicios presidenciales, lo que hace que sea un punto cortejado por políticos en tiempos de elecciones.

Entretanto, en el bando demócrata la ficha que se pondrá en juego en 2012 es la de Obama, a menos que la compleja situación económica que vive el país y los problemas insolubles del gobierno provoquen un escenario de cambio que no debe descartase.

De lo contrario tienen parte del camino andando al ahorrarse energías en campañas de primarias y solo tendrán que anunciar públicamente a su candidato el 6 de septiembre de 2012, en Carolina del Norte.

La oposición coronará al suyo el 29 de agosto en Tampa, Florida.

Ganar en Estados Unidos el sillón de la oficina oval es el resultado de un complicado proceso. Justo dentro de un año se sabrá si ocupará Obama por segunda vez el puesto o si se lo llevará uno de los republicanos en la lid.

De cualquier manera, será mediante voto indirecto de menos de la mitad de los ciudadanos habilitados para ejercer el sufragio.

Visto 2070 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar