lunes, 17 febrero 2020, 02:07
Martes, 27 Agosto 2013 11:29

¿Mi trabajo es usted?

Escrito por  María Elena Balán Sainz
Valora este artículo
(9 votos)

En numerosas ocasiones, tras enfrentarnos a la realidad cotidiana de los servicios, nos preguntamos cuánto de real posee esa manoseada frase de Mi trabajo es usted.

No tiene justificación que al acudir a un restaurante la carta con el menú no sea presentada al comensal y solo le digan verbalmente lo existente para la comida. Aunque el cliente solicite conocer los precios, alguna evasiva u olvido “involuntario” del capitán de salón lo deja en esa espera interminable.

 

Luego aparecen los platos y como el apetito es notorio, se olvida de insistir en la pregunta y solo al recibir la cuenta puede que haya alguna protesta, pues no va la carta con el billete, como popularmente dicen algunos.

 

Pero ya resulta tardía la reclamación, pues tras consumir lo servido hay que pagarlo. Y así, el usuario sale rezongando por el dinero gastado, sin poder ver al administrador del local, quien está ausente en esos casos para evadir la queja.

 

Otras situaciones de mala atención al comprador ocurren en las tiendas, donde muchos están detrás de la vitrina con cara de pocos amigos y si preguntas por un artículo ni contestan.

 

No se preparan o no consideran un deber hacerlo, para explicar las ventajas de un equipo con respecto a otro. Y algo tan sencillo como decir diferencias entre una batidora y una licuadora resulta un trabajo demasiado engorroso para ellos y quien iba a comprar se va con las manos vacías.

 

A pesar de ser mercados donde debe pagarse con moneda libremente convertible, el servicio al cliente en numerosas ocasiones deja mucho que desear. Ahora bien, si compras algo y al pagar en la caja recoges las monedas del vuelto, se sienten casi ofendidos por tu falta de generosidad.

 

Otro caso exasperante ocurre cuando alguien adquiere un artículo, digamos un reloj, y al usarlo nota atrasos de varios minutos cada día. Entonces, decide acudir al lugar porque la garantía está vigente.

 

Y así, una y otra vez va y viene, porque tras recogerlo, vuelve a percatarse de la persistencia del problema al marcar la hora. No importa si el usuario vive lejos y debe trasladarse en un ómnibus abarrotado en este caluroso verano.

 

Si pregunta a quien acudir, le dicen \"Al administrador\", pero no está ahora. Entonces sigue el cuento de la “buena pipa” y el cliente sale de la relojería culpándose a si mismo por ser tan tonto de haber realizado esa compra.

 

Y ni decir del peso en los productos adquiridos en las bodegas o agromercados. Por lo general, la báscula se inclina a favor del vendedor y son tantas las onzas o libras dejadas de recibir, que ya algunos clientes acuden con su pesita de mano y les rectifican.

 

Lo mejor o peor del caso, es el mutis de quien estafa al pesar. Se queda impávido y no encara ninguna polémica, porque sabe su desliz. Entonces, me pregunto cuándo podremos confiar en la gastada frase de Mi trabajo es usted. ¿Será algo aprendido y repetido como parte de un guión que promueve lo irreal?.

 

 

Visto 3375 veces

Comentarios  

 
#7 HADES 03-09-2013 13:31
Estamos hablando u opinando acerca de algo que solo un ente puede parar que es el estado cuando estas personas que maltratan por el puesto de trabajo que ocupan, tengan un sistema de pago según las ventas y no un salario fijo si vende bien y si no también, entonces otro gallo cantaría, ademas otro fenómeno que va en contra del pueblo es que todas las tiendas venden lo mismo y el vendedor de una tienda x dise si no lo compra aquí lo compra allá pero lo compra no tienen una competencia que los haga salir al corredor o portal para llamar a los clientes y no hablo de privatización sino de mejoras en la microeconomia de la familia cubana, se habla de créditos eso no es lo que va a solucionar ese problema el problema lo resuelve el salario del trabajador que le de para comer, vestir y en ocasiones porque no, divertirse. Solo así ese vendedor de una tienda o restaurante (privado o estatal) sentirá que servir no es servilismo, sino atenciones, dedicación y sobre todo salario, poder adquisitivo de acuerdo con su esfuerzo, solo así se eliminan los comentarios malintencionado s, los cantos de sirenas y sobre todo el control de una sola persona de los recursos que es la base y la razón de todo esto (EL QUE TIENE LOS RECURSOS ES EL QUE MANDA, Y EL QUE MANDA ES EL QUE PAGA) no les dise nada esa frase? Gracias
 
 
#6 R.Betancourt 28-08-2013 17:19
A colacion del titulo del reportaje "mi trabajo es Usted" deseo mencionar algo sobre los agromercados. El sabado pasado en el noticiero estelar de la TV salio un reportaje sobre los agros convertidos en cooperativas. Soy asiduo cliente del agro del Monaco a pesar de que vivo en Altahabana, y pude constatar que las imagenes que se vieron en la TV fueron de una visita periodistica anunciada con antelacion y preparada. Viandas y vegetales de 1ra. calidad, en abundancia, limpias; hasta la vestimenta de los empleados no era la usual. Con reportajes como ese lo unico que se logra es desvirtuar la realidad y provocar el disgusto de la gente. Y eso sin mencionar los agros de mi zona, el del Centro Comercial Altahabana y el de calle E en Alturas de la Habana. Viandas llenas de tierra, de 3ra. y 4ta. categoria a los mismos precios que si fueran de 1ra. Un espectaculo deprimente. Quien hizo el reportaje debio ir a uno de estos agros sin avisar, y no dar una imagen falseada de la realidad, cometiendo incluso el error de minimizar la cuestion de los precios, que es mas importante que lo visual.
Cuando los agros eran del estado, la malanga, el boniato, el pepino, el platano, es verdad que no siempre habia pero se vendian a 3.00 pesos, 0.80 ctvos, 2.50 y 1.80 respectivamente la libra. Ahora despues de convertirse en cooperativas se venden a 4.00 y 4.50 pesos la malanga, 4.00 el pepino, 1.20 el boniato, 2.50 el platano las libras.
En resumen esto representa un aumento de casi un tercio en el precio global de los productos, yo no cuestiono la necesidad o conveniencia que tuvo el estado para crear estas cooperativas de oferta y demanda, pero el resultado evidente es la afectacion adicional de la ya.. maltrecha economia de la poblacion.
 
 
#5 Rale 28-08-2013 11:47
Mi trabajo es usted…, eso era antes ahora sería algo así: Lo que den cójelo… y sin protestar.
 
 
#4 Ela 28-08-2013 07:35
Muy buen articulo relata lo real y cotidiano que estamos viviendo hoy en dia es una falta de respeto el maltrato que se vive hoy hacia el cliente sobre todo en los establecimietos estatales , por que los particulares la verdad te atienden muy bien aunque hay sus exepciones tambien.... hasta cuando se va a seguir tolerando este comportamiento te tratan como si fueras nada ... y lo mas triste es que no te estan regalando las cosaS te las estan cobrando y muchas veces mulatadas... por ejemplo las chambelonas de corazoncitos que venden en las tiendas las mas pequeñas al principio costaban 0.05 y ahora 0.10 como cambio ese precio de un dia para otro ?
 
 
#3 Victor T 27-08-2013 14:39
Es muy bueno que ustedes pongan comentario de todo lo que ocurre en la vida diaria del cubano para que la gente opine sobre todos los temas pero mas a menudo sobre este lema que existe en la gastronomía y en casi todos los servicio es solo retórica nadie cumple con esto solo acepciones en que estriba el problema la mayoría de los que trabajan en servicio su salario es muy bajo y no reciben porciendo de las ventas y hablando claro le importa un comino lo que se venda si ellos a cambio no reciben un medio por vender mas y entonces vienen los re juego hay que robarle al cliente para sacar un dinerito por fuera y repartírselo y a ellos se le da un porciento digo un porciento no vente pesos cubano trabajando un mes entero entonces la cosa cambiaria
En las tienda de divisa dan un porciento pero es muy poco para lo que recauda esa tienda en un mes casi en todos los servicio es igual en las empresa que trabajan por divisa es igual el porciento que se le da al trabajador es muy bajo y digo que tiene que ser por lo recaudado por esos servicio tu recauda mucho pues el porciento tuyo es mas alto así cambiarían muchas cosas en este país de lo que dice de los administradores el mayor tiempo están en reuniones como uno lo va a ver y cuando tu solicita la presencia de el y el esta lo que viene para arriba de ti es Al capone podrán hacer muchos análisis sobre muchos problema que pasan en el cubano pero mientras el sistema de pago siga así Esto no va a cambiar hay que pagar por la productividad y la calidad y por lo que recaude esa empresa mientras esto no llegue esa frase seguirá siendo un eslogan hay otra contradicción es que el administrador lleva una vida distinta al obrero el hombre toma cerveza de latica y vive una vida distinta en todo buena casa a los pocos tiempo ya anda en un motor y a los pocos tiempo lo cambia por una maquina y esto trae que el obrero en la mayoría de las veces trabaja para ver como roba no trabaja por el lema que usted es mi trabajo sino lo que piensan es vamos a ver como le robamos a usted
 
 
#2 Miguel 27-08-2013 12:09
María Elena, muy bueno su escrito todo lo dicho es una realidad pero hasta cuando? tendremos que seguir diciendo lo mismo sobre lo mismo sin un paré a todo eso que sucede en nuestros comercios diariamente, no tienen esas dependencias personas encargadas para verificar todo ese andamiaje de acontecerés y le falto algo el otro día llegué a un establecimiento de mi localidad a las 8.15 am porque su apertura es a las 8.00am y tube que esperar por la conversación que tenían las dos empleadas de sus problemas particulares, hasta cuando?
 
 
#1 VGG 27-08-2013 11:52
Realmente es una falta de respeto la atención a los clientes, ni tan siquiera te dan los buenos días que es algo ya de educación de cada persona, te tratan mal, no te dan detalles del producto, muchas veces los precios no lo traen y es cuando preguntas y te multan por supuesto, otro tema muy importante es la falta de nylon en los puntos de ventas de productos, no existe en Cuba en una tienda nylon, si compras algo tienes que llevártelo en la mano, pero no entiendo entonces como todos los agromercados tienen personas vendiendo nylon a 1.00 cup, donde está el responsable de esa tienda, mercadito o lo que sea que chequee el control de la entrega de nylon, nos estamos robando nosotros mismos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar