jueves, 23 mayo 2019, 10:05
Viernes, 18 Noviembre 2011 19:54

Janio Abreu con su aire de concierto

Escrito por  Giovanni Fernández Valdés

El festival Jojazz 2011 se acerca y los jóvenes músicos se preparan para dialogar, reflexionar sobre el quehacer del género en la Isla, pero sobre todo, a «descargar». El director de la agrupación Aires de Concierto, Janio Abreu, se prepara no solo con los temas de su primer fonograma  Con Clarinete, sino con nuevos que incluirá en su próximo CD. Escuchar en un formato de jazz el clarinete es bien difícil, no obstante este novel músico grupo asegura que esta particularidad es lo que le permite alcanzar una sonoridad propia y experimental, para insertarse en ritmos como el changüí, el blues y la timba cubana.

 

Abreu, ganador del Jojazz y nominado al CUBADISCO 2010, reveló al portal Cubasí algunas de las interioridades de esta novel agrupación, sus desafíos e inquietudes.

 

¿Qué importancia tiene el clarinete para tu vida?


Es fundamental, es el aire que necesito para respirar. Es un instrumento que tomó auge en la música del jazz norteamericano tradicional de los años 30 con las Big Band, donde se destacan grandes clarinetistas como Benny Goodman. Aquí en Cuba se utilizaba en las primeras orquestas de danzones, pero se sustituyó por la flauta y después cayó en desuso.

 

Quedó solamente en las bandas sinfónicas, muchos clarinetistas tuvieron que cambiar de instrumento para buscar mejores opciones de vida y de trabajo, entre ellos se encuentran grandes de la música cubana como Germán Velazco, el saxofonista de Pablo Milanés, Orlando Sánchez, Javier Salva. La misma Niurka González, talentosa flautista y ganadora de premios nacionales e internacionales, se graduó de clarinete en el conservatorio Amadeo Roldán. No fue hasta que el maestro Compay Segundo incluyó dos clarinetes en su formato y los puso como instrumentos acompañantes que hubo un cambio. Hay que recordar que en las orquestas cubanas de salsa no está incluido el clarinete y los pequeños formatos de jazz que existían hasta ese momento tampoco lo empleaban.

 

Nosotros, creo que por escuchar tanto jazz tradicional, tanto swing quisimos emplearlo pero con el papel preponderante, que fuera el actor principal de la película, por decirlo de alguna forma, y entonces tratamos de que el clarinete fuera el líder y de aprovechar todas las posibilidades que brinda el instrumento. Lo intentamos hacer así cuando empezamos en el ISA y creo que lo hemos ido logrando, incorporar el clarinete a este mundo tan sonoro y rico que tenemos nosotros los cubanos y en el cual no estaba con un papel tan fuerte. Experimentar con los otros timbres de la familia del clarinete como es el clarinete alto y el clarinete bajo es otro de nuestros objetivos fundamentales.

 

¿Consideras que es una innovación en el jazz actual tener esa formación con los clarinetes?


Sí, nuestro formato es un formato completamente inusual y novedoso en Cuba. Es la primera vez que se hace, no tengo el dato exacto, pero todos los que se me han acercado a favor o en contra, coinciden en que es un formato nuevo. El mismo maestro Bobby Carcasés en una conferencia de prensa en el Jazz Plaza, se detuvo para realzar la posibilidad que nos da este formato de experimentar y por el talento de los músicos que están en el grupo.

 

Lo que hace Miguel en la guitarra -de tocar acordes y bajos a la vez - es algo que no se veía hace mucho tiempo según el mismo Bobby, y sin dudas, es muy difícil. Él lo hace y nos permite no tener que contar con un piano ni con un bajo en escena mientras estamos tocando con este formato. Ahora, tienes que trabajar y estudiar dónde van las voces, el acompañamiento de la guitarra, por ejemplo.

 

Todo eso lleva un trabajo fuerte para que se escuche bien y para que dé resultado pero nosotros en Cuba somos los únicos con este tipo de formato en Cuba y en el extranjero no te sé decir exactamente, pero hemos estado en diferentes festivales de jazz y todos los que han estado con nosotros se han quedado sorprendidos de nuestro formato. Incluso estuvimos en un festival en Salinas, Ecuador, con el nieto de Ástor Piazzolla y su grupo, se me acercaron  y me dijeron que pensaban que íbamos a hacer música contemporánea porque con nuestro formato no se imaginaban que era jazz cubano con danzones, contradanzas, changüí y timba, y les gustó.

 

¿Cómo se inserta el nuevo Jazz que se está haciendo en Cuba dentro del mercado internacional?


Creo que la música que hacen los jóvenes cubanos actualmente gusta en los espacios internacionales. Porque tienen una propuesta totalmente diferente. Cuba es un país muy rico en ritmos y géneros, y eso junto con el virtuosismo de los músicos cubanos – porque tienen la base de la música clásica, es decir la técnica necesaria para ejecutar bien el instrumento- les permite hacer de todo.

De todas formas necesitamos participar más de los festivales de jazz en el mundo. Alguien me dijo una vez que lo que más había eran festivales de jazz y de rock, todo está en que nos podamos promocionar. De podernos promocionar estoy seguro de que será éxito, porque hacemos música con nuestros géneros más autóctonos.

 

¿Crees que hay un movimiento joven auténtico?, y si es así, ¿qué los diferencia de otros movimientos?


Hay un movimiento fuerte de jóvenes jazzistas. Hay muchos grupos que están haciendo su música aunque hay pocos espacios. Entre esos están Rember Duarte, Michel Herrera y Alejandro Falcón y aquí radica la diferencia con otras épocas. Lo que yo conozco es que había jóvenes que se insertaban en grupos ya establecidos, pero no como nosotros que hacemos nuestros propios grupos.

 

Muchos grupos de jóvenes como los que integraron Proyecto desaparecieron rápido porque los músicos no fueron capaces, por diferentes situaciones, de mantenerse juntos. El grupo Cuarto Espacio de Hernán López Nusa grabó un disco y después se dividieron, el mismo Roberto Carcasés lo dice en entrevistas que ha dado, que hicieron grupos en la ENA pero que después no podían continuar, no tenían el espacio, no tenían posibilidades o los captaban otras agrupaciones de mayor rango y entonces por supuesto, se iban a hacer ese tipo de música.

 

Actualmente me parece que la posibilidad de este movimiento está ahí, los jóvenes jazzistas están haciendo sus grupos y están haciendo su música. Aunque alternen en diferentes agrupaciones, están haciendo su propia música y pueden tener diferentes productos, escuchar diferentes opciones y conceptos de la música.

Un ejemplo es Tamara Castañeda que es ganadora del JoJazz tocando vibráfono, la única en Cuba lo que toca en un formato de jazz, eso son cosas que uno tiene que tratar de mantener y de salvaguardar. Son grupos novedosos con gran base musical y técnica y que le aportan a la música cubana.

 

¿Cómo llegan a grabar Con Clarinete?


El disco lo llegamos a grabar porque habíamos hecho un demo promocional para tratar de darnos a conocer en el ámbito musical cubano, ahí habían temas de jazz, swing. Nos escucha la productora de Bis Music, se nos acercan y nos hacen la propuesta de hacer un disco con ellos. Como era un formato novedoso donde el clarinete tiene un papel de solista querían que hiciéramos nuestra música, pero con géneros cubanos compuestos o arreglados por nosotros, pero sobretodo que fuera bien cubano. Ellos veían en eso la posibilidad de ser más creativos y entonces nos dimos a la tarea de hacer danzones, changüí, contradanza, flamenco mezclado con un jazz libre.

 

¿Y por qué esta mezcla de temas conocidos con otros de su propia autoría?


Pudimos haber hecho todas las composiciones nuestras, porque tenemos esa posibilidad todos los que somos parte del grupo, por eso hay dos temas de Miguel, dos de Yoel, uno de Alain y dos siempre uno desea dejar plasmada su obra como artista, es tu obra que está ahí, que queda plasmada en la música cubana, pero decidimos hacer versiones porque nos gusta. De hecho, cuando escuchas el disco te dices, este Capullito de alelí es una versión diferente a lo que he escuchado antes, este Summertime también es una versión totalmente diferente… Sin temor a equivocarme, con el formato de Aires de Concierto, cualquier versión va a sonar diferente pero realizamos un arreglo tratando de mezclar varias técnicas y sonoridades para que se escuche y le guste a la gente.

 

¿Cuál fue la concepción que llevaste para crear el tema Como el elefante?


Según dice una amiga mía, tengo facilidad para encontrar la melodía “pegajosa”. Empecé jugando con las voces, o sea, la voz, la hace la melodía principal es la mía, pero adquiere fuerza la que hace Yoel, que me acompaña y es como el soporte que permite alcanzar un clima dentro del mismo tema. Como el elefante está concebido además para el bailador, pero pensé en el grupo, lento pero aplastante, como el elefante, así es la idea que tengo, lento pero dando pasos seguros, para ir dejando bien marcadas las categorías que iremos alcanzando.

 

¿Por qué hacer versiones de danzón, changüí, entre otros géneros?


Cuba tiene una cantidad de ritmos y géneros aprovechables por los jóvenes músicos. El mismo Iván Linz, después de un concierto con Chucho Valdés dijo que Cuba y Brasil hacen la mejor música del mundo. Nosotros los cubanos tenemos danzones, contradanza, pilón, sucu sucu, changüí, mambo, cha cha chá, entre otros, para Aires de Concierto hacer nuestra música con estos géneros y ritmos es como agradecer toda esa cultura que tenemos, esa enseñanza que nos han dado e influencias que podemos recibir.

 

Son géneros que tuvieron un boom en su época que presentan un formula de éxito y nos permite adentrarnos en nuestras raíces, rescatarlas porque actualmente se hacen bastante poco. Es un lujo poder hacer con todos esos géneros temas novedosos y mezclarlos como con Summertime que mezclamos el afro con el flamenco. Hay mucho por recorrer todavía en la música cubana. El sueño mío es poder tener varios changüí, varios danzones, varios cha cha cha, mambos, sucu sucu, pilón, creo que podemos tener bastante de ese tipo de género en nuestro repertorio que nos va a hacer mucho más ricos culturalmente. El mismo maestro Chucho Valdés se dedica a hacer música cubana en sus discos o sea, aunque pueda tener fragmentos de swing tiene música cubana, tiene danzones, tiene contradanza, tiene latin jazz. Esa tradición es la que nosotros queremos respetar y hacernos eco de ella también.

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Noviembre 2011 13:27

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar