miércoles, 19 febrero 2020, 09:00
Jueves, 15 Septiembre 2016 08:24

DIARIO DE UNA ESPERA: Tres corazones

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

Complaciendo solicitudes, empiezo a hablarles sobre el papel de L durante mi embarazo.

Desde hace unos días, mi ombligo ha comenzado a desaparecer; o sea, está en el mismo lugar, pero como me dijeron que sucedería, luce de una manera distinta. También la sensibilidad, como a flor de piel, me deja en entredicho, sin importar escenarios. Me emociono, casi hasta las lágrimas, con la información sobre el retiro de Pestano, e igualmente (sin salirme del ámbito deportivo), debido a la lesión de Yunidis Castillo.

 

Es probable que sean motivos para el desconsuelo, pero, ahora que atesoro películas infantiles, cambié la elección en mi reproductor cuando Rayo McQueen no ganó la carrera final de la Copa Pistón. Su primer lugar, en la apertura misma de la película, fue compartido, pero no me supo igual.

 

Por supuesto, hoy no voy a contarles ese filme. Complaciendo solicitudes, empiezo a hablarles sobre el papel de L durante mi embarazo. Ahora, por cuestiones de trabajo, hemos tenido que estar separados aproximadamente 15 días. Gracias a las comunicaciones, hablamos casi todos los días, pero no es lo mismo.

 

Desde que el médico nos comunicó que el bebé podía reconocer nuestras voces, hemos entablado diálogo, también diario, con nuestro pequeño. A ustedes les confieso que, incluso las partes más arduas de este proceso, han sido lindas a su lado.

 

Aún no descubro cómo se las arregla, pero pactan, él y mi hijo, para que me deje dormir y que sus pataditas sean más tenues. Su voz, cuando se pone al habla, no es autoritaria ni la misma de siempre. Quizás lo perciba únicamente yo, que estoy más cerca y ocupo en mi rol de espectadora el más cómodo asiento. Ahora también le canta canciones infantiles, algunas las escucho por primera vez.

 

Tiene planes y anhela, en la misma medida que yo, la llegada. Pretende interferir en sus preferencias futbolísticas. Se complace mirando mi panza y en las consultas pregunta una y otra vez, como si el gestante fuera él. Por dentro sonrío porque en efecto, los dos estamos embarazados, aunque sus síntomas físicos difieran.

 

Es probable que cuando lea esto, me cuestione por contarles lo que sucedió en la madrugada de las dos rayitas en el test. Cuando visualizamos el resultado, de inmediato llamamos a mi madre. Aún no eran las seis de la mañana y L dispuso todo para afeitarse. No pregunten por qué, hasta hoy ni él ni yo encontramos una respuesta que convenza.

 

Al principio, cuando todos pronosticaban el sexo, por mucho tiempo pensamos que sería niña. Buscamos un nombre acorde a los gustos y exigencias de los dos. El día que se supo con certeza, no pudo estar. Fue varón, a pesar de todos los vaticinios. Lo llamé rápidamente y sentí, del otro lado del teléfono, su respiración contenida, modificada por la emoción y únicamente paralela a la mía dando la noticia.

 

A casi dos meses del milagro completo, comparo nuestras reacciones. No en el mal sentido. Sucede que en el mundo entero, solo L puede comprender cada sensación. Otras parejas han experimentado lo mismo, pero en este instante, busca por todo mi vientre las nociones de existencia, sus movimientos.

 

Ahora que, para siempre, somos tres corazones y mi ombligo ha comenzado a desaparecer, juntos contamos los días. La ansiedad se contiene porque deben formarse bien todos los órganos. Pronto comenzaremos a entrenarnos en el arte de armar culeros; después, en otras cosas. Por igual queremos estar preparados para cualquier circunstancia.


Nota al pie: Por favor, quienes lo conocen, no lo molesten mucho con los detalles íntimos que he contado. Seguramente, por toda respuesta, sonreirá gustoso y no expondrá argumentos convincentes.

Visto 1332 veces Modificado por última vez en Lunes, 19 Septiembre 2016 13:16

Alguien (espero me lea también hoy) se preocupaba por el nombre de mi hijo y la identidad de su padre, mi esposo.

Ahora que ya no puedo dormir como no sea de frente, hemos iniciado el complicado trayecto de escoger un nombre. De lejos pensábamos (notará que no hablo solo por mí) que era un asunto menor, no tan complicado.

Ya son casi seis meses al lado de mi hijo, en este ir y venir de sensaciones que se multiplican con el paso inevitable de los días.

Hemos empezado a comprar las cositas para el bebé...

Algo ya es seguro: mi hijo nacerá en un año olímpico, si bien no precisamente en el contexto de los Juegos.

Pongo 200% de mi parte, pero casi siempre van -incluso mis temores- mucho más allá.

Quiero suponer que la mayor responsabilidad va a recaer en mi esposo pero estoy consciente del tiempo restante.

Más de una vez yo me he puesto a pensar ¿qué siente mi bebé cuando lloro? No es porque sea la clásica llorona, la que todo el tiempo tiene la lágrima a flor de piel; pero me justifico en el hecho probado de que mis hormonas andan a lo loco.

De un modo que no controlo, me he vuelto sobreprotectora. Pero no es lo único. También he empezado a recopilar toda suerte de películas infantiles y canciones.

Desde hace unos días, con mayor seriedad, me he puesto a mirar mi ombligo. Está ahí desde que estoy yo...

Comentarios  

 
#10 Marilet 04-10-2016 11:01
Hola, liz como siempre dando lo mejor de ti en cada articulo, me alegra mucho saber que estas bien y que todo marcha bien con tu embarazo y que cada uno de estos articulos seran en el futuro una maravillosa experiencia que vivistes que nunca cambiaras por nada al mirar atras, creelo y bueno desde ya te estoy deceando un feliz parto.
 
 
#9 DUBAI 21-09-2016 10:32
Hola a todos.. solo queria compartir con los foristas.. que esta mañana he tenido la dicha de conocer a liz.. fue increible WOW no podia creerlo.. de hecho tambien conoci a "L"... tan pronto me dijo ella su nombre me emocione mucho.. la reconoci.. no existen tantas coincidencias de que fuera otra Liz Martinez jajaja.. espero no haber sido inpertinente con mi emotiva reaccion jajaja porque hasta los bese y abrace.. me encantan sus articulos siempre los leo.. aunque participo poco en los comentarios.. les deseo mucha buena salud, suerte y prospera vida juntos.. a esos TRES CORAZONES..
 
 
#8 Ania 20-09-2016 07:53
Felicidades, estas en la etapa mas bella de todo el proceso, pues te imaginas tantas cosas y tienes tantos temores, que mueves la cabeza como quien sacude un molesto mosquito para alejarlos. Despues vendran otras etapas igualmente unas bellas, otras tristes y muchisimas alegres y felices, solo hay que tener muchaaaa paciencia para enfrentar esta gran EMPRESA que es ser MADRE.
 
 
#7 nilvia 16-09-2016 12:57
Felicidades ,que la dicha dure por siempre, es hermoso contar durante la gestacion con el apoyo incondicional de la pareja ,eso nos hace fuerte e invencible .Les deso feliz término y que el bebé este saludable y mucho amor. Soy una abuela feliz porque tengo un nieto y me siento como nunca una madre de ese pequeño y con tanto amor no importa el apoyo porque queremos abarcarlo todo.
 
 
#6 life 16-09-2016 08:53
hay liz que bueno como disfrutas de tu embarazo, y que bueno que alguien te acompañe durante ese tiempo. Se que serán bueno padres. Larga vidas a los tres juntos.
 
 
#5 ulises 15-09-2016 14:52
Entiendo perfectamente lo que siente L ya yo pase por esa expriencia.
 
 
#4 pili 15-09-2016 11:18
!Uffff, te quedó bonito el artículo, nos hiciste vivir cada sensación que están experimentando ambos, eso es maravilloso, tambien te agradecemos por contarnos que siente "L" porque aunque, nosotros tenemos pareja y esta pareja ha disfrutado el embarazo es bonito saber lo que otros sienten. Gracias una vez más por mantener este período tuyo, de gestación, compartido con nosotros: tus fieles lectores de siempre, te aseguro que cada mañana revisamos Cuba Sí y buscamos tus vivencias...... .... Y como siempre: FELIZ EMBARAZO Y FELIZ PARTO....
 
 
#3 Mirror 15-09-2016 10:35
Cada mujer sueña con ser madre. Felicidades Liz por estar viviendo este momento tan especial. Sé que es el primero, pero te faltan dos corazones más, los médicos recomiendan tener tres hijos, así contribuimos al reemplazo de la población. Muy lindo el artículo, te deseo desde ya un feliz parto. Saludos.
 
 
#2 Inye 15-09-2016 09:19
Me alegra mucho saber que estas bien y que todo marcha bien con tu embarazo, todo lo que escribes sobre esta etapa de tu vida te servirá para no olvidar los detalles y luego contarlos a tu hijo como si los volvieras a vivir, mucha dicha te deseo pequeña, salud y suerte.
 
 
#1 r@f@el 15-09-2016 09:17
sencillamente.. . ¡gracias!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar