miércoles, 19 febrero 2020, 09:02
Miércoles, 21 Septiembre 2016 23:13

DIARIO DE UNA ESPERA: Más preparativos

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Dentro de pocos días cambiaré mi cartera por un bolso de canastilla. Lo he preparado con lo necesario en caso de algún adelanto.

 

Dentro de pocos días cambiaré mi cartera por un bolso de canastilla. Lo he preparado con lo necesario en caso de algún adelanto. También el médico de familia ha sugerido que prepare un maletín para mí, en caso de ingreso. Miro el calendario y ya no tacho los días para el encuentro, debo confesarles que no es necesario. ¡Me siento tan dichosa!

 

Como respuesta a una interrogante de esas que los periodistas preparamos sin ponernos en el lugar del otro, mi doctor ha sugerido que en cada casa, cuando nace una niña debiera hacerse fiesta, luego cuando ella desarrolla otra vez, el jolgorio debe repetirse.

 

Claro, de tanto que las hemos enseñado en clases y películas, las niñas de hoy ya no son las de antes. Al principio me pareció sin tino, pero su propuesta tiene fundamento. Cuando llega al mundo, según él, una pequeña mujer resulta como un ciclo que comienza.

 

En ella se cimenta la posibilidad en el futuro no tan lejano de recomenzar la historia de la familia, expandir el árbol genealógico, de manera que cuando llega a la madurez física, esa realidad se torna más completa al menos en un 50%.

 

Aunque él (mi médico) es hombre, a todas sus gestantes nos exhorta a ser felices ahora como nunca antes en toda la vida. Paradójico su simbolismo, pide que nos alegremos porque se acabaron las noches completas a la hora de dormir o las jornadas de parranda. Alguien en todo el mundo depende y nacerá de nosotros, como los frutos llegados de la madre tierra.

 

Ahora bien, embarazo, la palabra en sí misma es una trampa elocuente. El cuerpo cambia, no exactamente como lo hizo en la adolescencia. Al menos yo, ya no me puedo agachar pero no hay vergüenza en ello. Tampoco me atrevo a levantar un cubo de agua, aunque debo confesar que ni siquiera lo he intentado.

 

Hace unos días puse mi despertador a sonar cada tres horas, para irme preparando. ¿Resultado final? En la segunda alarma terminé desactivando los próximos “de pies”. Me consuelo en la idea de que hay un sentimiento innato que activará mis propios signos de vigilia voluntaria. Dentro de casi dos meses lo haré por voluntad, porque no hay nada que prefiera antes de alimentar a mi bebé toda vez que calme sus sollozos.

 

A mi lado, alguien se ha comprometido ya a compartir el desvelo. Viaja todos los días 30 kilómetros hacia su trabajo, se levanta muy temprano y sin remilgos se compromete.

 

La fecha de ponerlo por obra no ha llegado pero le creo. Tal y como comentaba la semana pasada, de las acciones de L he recibido la confianza para levantarme a la mañana siguiente y ahora que han regresado los vómitos como de todos maneras, medio malcriada, porque sé lo que viene después de cualquier frecuencia alimenticia.

 

En las tardes, como quien se dirige a un festín, voy a por la inyección. Duele, claro que duele. Al instante parece un pinchacito de nada, dura segundos mientras esta felicidad se me sigue antojando eterna.

Casi culmina para mí este año de trabajo, me alisto para la más hermosa tarea: esta, como sabrán algunas de mis lectoras, no siempre remunerada de la mejor manera, y sin jornadas totalmente de asueto.

Visto 1319 veces Modificado por última vez en Viernes, 23 Septiembre 2016 09:04

Comentarios  

 
#8 Any 26-09-2016 15:51
Cuando sea madre adoraría que el padre sea incondicional como parece ser L, eres afortunada Liz, no todas cuentan con ese apoyo, tan importante, supongo, en ese período en el que estás tan sensible y necesitada de mimos. Ojalá no sean pocos los hombres que leen tus artículos y puedan reflexionar con tus bellas palabras.
 
 
#7 Yoa 26-09-2016 13:49
Liz, felizmente te digo esto: lo logré... y desde ya te digo que he seguido al pie de la letra tus comentarios...G racias, sé que servirán de mucho...
 
 
#6 EMMA 26-09-2016 13:01
Te escribe una abuela, sigo tus escritos pero nunca había respondido, en el de hoy me llama la atención el poner el despertador cada 3 horas, te confieso que cuando mi hija quedó embarazada mi gran preocupación era que lograra despertarse ante el llanto de la niña ya que siempre ha sido tremenda dormilona y te confieso que no cuando lloraba sino hasta el más simple movimiento en la cuna y ella estaba de pie, no te preocupes que el corazón de una mamá y su responsabilidad no se pueden poner en duda.Que tengas un buen parto y que tú hija siempre te haga muy feliz, bendiciones para los tres.
 
 
#5 life 22-09-2016 11:27
Liz, se ya de antemano que seras buena madre, no te martirices con lo despertarte que veras como tu reloj de mamá sonara su alarma. Cuando yo estaba embarazada recuerdo a mi doctora diciéndome... Malcriarse un poco ahora que cuando des a luz todos van a girar la cabeza haber a quien se parece y tu dejaras de ser el centro de atención.. te juro que eso es cierto , así que dile a L que te consienta algunas "antojitos" y a la familia también porque no. feliz parto que te llenes de bendiciones para ti y para tu hogar. ahora me rio estoy recordarte tu primer reportaje que me llamo la atención la foto que siempre coloca me preguntaba estas o no estas embarazada. siempre los leo todos aunque no comente.
 
 
#4 Pili 22-09-2016 09:16
Hola liz, me alegra, como siempre, leerte, en días como éste, el de hoy, en que comparto otras alegrías de mi familia, tambien tus líneas nos alegran, no sabes la satisfacción que nosotras las madres hemos compartido junto contigo, al menos, tus fieles lectoras, te conocí por foto y te me pareciste a mi familia, soy holguinera y tu carita se parece a nosotros, personalmente no te conozco pero un día espero hacerlo...el tiempo que te queda para tener a tu bebé en los brazos es ya poco para nosotras pero se hace largo para las que llevamos el peso en nuestro vientre.....las horas de sueño, los desvelos, el poder despertar, increíblemente por tí sola y sin despertador, son cosas que se disfrutan a plenitud cuando el fruto de nuestras entrañas es fruto de nuestro amor, la llegada de un bebe es algo maravilloso, es algo indescriptible y que ya nos contaras....por supuesto que tendrás tiempo para todo, solo no puedes desesperarte, paso a paso, y espero que continues desde tus horas de desvelos brindándonos tus bellos artículos...... ...como siempre: FELIZ EMBARAZO Y FELIZ PARTO....y que esos 3 corazoncitos latan siempre al mismo ritmo, al mismo tiempo y unidos de por vida...........
 
 
#3 Sorpresa 22-09-2016 08:36
Buenos días Liz te diré que aunque nunca escribo un comentario sigo cada una de tus secciones y las espero con ansias todas las semanas, por lo que veo ya pronto verás a tu bebé entre tus brazos y a lo mejor no tengas tanto tiempo para escribir así que aprobeché,jaja de todas maneras muchas gracias por ese espacito que haces para contarnos tantas cosas interesantes que te están pasando aunque yo todavía no soy mamá y aunque algunas personas piensan que ya debería serlo de cierta forma estas lecturas sirven de mucho para cuando me toque, solo espero que seas aún más feliz de lo que creo que eres con todo lo que estás esperimentando cuidate mucho y hasta la próxima semana.
 
 
#2 GSG 22-09-2016 07:59
te deseo lo mejor, bueno al papá y al bebé, que ya queremos todos los que te admiramos.
Esperamos noticias de su llegada,aunque sean unas líneas. Todo será lindo. Salud y te reitero: no nos prives de tus escritos, siempre hacen reflexionar. Gracias.
 
 
#1 DUBAI 22-09-2016 06:09
Buenos Dias Liz debo confesarte que te sienta muy bien el embarazo..ya que tuve la oportunidad de conocerte..y me siento dichosa por ello..he podido ponerle rostro a la persona que me ha hecho fan a sus articulos..esta columna es muy especial para mi porque soy madre y tuve a mi niño(de 18 años hoy)pero sigue siendo mi niño..en fin a los 17 años y estaba tan ansiosa asustada desesperada..qu e me perdi estas increibles sensaciones a disfrutar como lo haz hecho con tu embarazo y debieran hacerlo todas las embarazadas..as i que te confieso que lo he vivido contigo..y hasta llorado en ocasiones de emocion..cuidat e mucho..sigue disfrutando y atesorando cada momento ahora y en lo adelante con tu bebe y L..ser madre es el mejor regalo que la vida nos puede dar..aunque es verdad que dormir en los proximos meses sera casi un lujo jajaja..lo merece..una vez mas les deseo la mejor de las suertes a los TRES CORAZONES..y que tengas buen parto..espero nos cuentes de eso tambien..es increiblemente emocionante cuando te enseñan a tu bebe..soy la chica emotiva de los besos y abrazos jajaja..no imaginas como en los dias de estres aqui donde trabajo leer lo que escribes me relaja..Gracias !!!..
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar