lunes, 17 febrero 2020, 03:08
Sábado, 21 Abril 2012 15:19

El Real Madrid gana al Barcelona y da un golpe a la Liga en el Camp Nou (1-2)

Escrito por  20minutos
Valora este artículo
(12 votos)

El Real Madrid da un golpe definitivo a la Liga ganando contra todo pronóstico en el Camp Nou con goles de Khedira y Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid da un golpe definitivo a la Liga ganando contra todo pronóstico en el Camp Nou con goles de Khedira y Cristiano Ronaldo. El portugués estuvo providencial con un tanto que llegó tan solo dos minutos del empate del Barça.

Mourinho se dejó en casa la racanería de otras ocasiones para apostar por la velocidad de Di María, el toque de Özil y la movilidad de Benzema. Precisamente el alemán, con las pilas recargadas, dejó de lado el toque para meterse en tareas defensivas, y sus continuos robos provocaron estragos en la defensa culé durante los primeros veinte minutos del encuentro.

 

De sus botas vinieron las principales ocasiones del Real Madrid. Primero fue Cristiano el que probó a Víctor Valdés, que se tuvo que estirar y mucho para sacar un cabezazo del portugués que se colaba por la escuadra. Intentó responder Alves con una tímida internada por la derecha ante la que Casillas estuvo atento, pero el verdadero peligro volvería una vez más del lado madridista. Benzema recibió en la derecha y buscó el gol, pero su remate raso fue blocado por el cancerbero.

Puyol se convirtió entonces en el villano del encuentro. Una nueva parada de Valdés a la salida de un córner, ante un tímido remate de Pepe, generó una segunda oportunidad para los visitantes. Khedira, muy atento, aprovechó la pasividad de Puyol en el rechace del portero y metió la puntera para adelantar a los blancos. A partir de entonces, los de Mourinho esperarían las contras mientras el Barça intentaba, sin excesivo acierto, penetrar en la defensa de los blancos.

Solo Tello puso peligro en las inmediaciones del área de Iker Casillas. El canterano desequilibró una y otra vez por las bandas, volviendo loco a Arbeloa, pero no encontró la asociación perfecta para crear el juego que le gusta al Barça.

A Messi no se le puede dar por desaparecido, y el argentino dio el pase perfecto que todo jugador quiere recibir. En esta ocasión fue Xavi quien se plantó solo dentro del área, y aunque Undiano no pitó córner, Casillas estuvo providencial sacando un balón que lamió el palo derecho del portero madrileño.

Pero el Madrid volvió a caer en el mismo error de tiempos anteriores. Con el gol en su marcador, dejó correr el balón en su campo. Xavi, Alves y Messi comenzaron a trenzar jugadas en ataque, y aunque no crearon excesivo peligro, los huecos comenzaban a aparecer. No dio tiempo a más en la primera mitad, salvo para ver la primera tarjeta a Pepe.

La tónica no cambió en la segunda parte. El Barça quería el balón y el Madrid la velocidad en la contra. El partido comenzó a descontrolarse muy pronto, con fallos en ambos bandos y ocasiones clarísimas como la que tuvo Tello y no supo aprovechar ante Casillas. El canterano, el más activo, se adentró una y otra vez por la banda de Arbeloa pero le faltó la suerte de cara a portería.

Imprecisión azulgrana

El ímpetu azulgrana tuvo su recompensa a veinte minutos para el final del partido, y de la Liga. Se le escapaba el campeonato al Barça y Alexis, recién entrado en el terreno de juego, metió el gol del empate para la alegría del Camp Nou. Lo intentaron Adriano y Tello, que se toparon con Casillas, pero el chileno tuvo más suerte que sus compañeros.

La alegría le duró dos minutos al Barça. Una vez más Özil puso la magia con un pase preciso y precioso desde la banda derecha, al hueco para encontrar a Cristiano Ronaldo. El portugués, al que se le criticaba su ausencia en las grandes citas, ganó en velocidad a Valdés para cruzar el balón y poner de nuevo la ventaja en el marcador.

Fue entonces cuando el Barça comenzó a dar síntomas de desesperación. Necesitaban dos goles para darle la vuelta al partido, y también a la Liga, y esa sensación de agonía se reflejó en un juego impreciso. A la contra, Benzema pudo aumentar la renta pero se encontró con Valdés.

Contra pronóstico, el partido se terminó en el área de Víctor Valdés. El Real Madrid no renunció al ataque, y buscó el tercero que sentenciara la Liga. El Barça, a la desesperada, lo intentó sin precisión.

El Madrid consigue una victoria de oro en el Camp Nou que le vale para sumar tres puntos más y conseguir una importante ventaja de siete en la clasificación a falta de tan solo cuatro jornadas.

Visto 5933 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar