miércoles, 13 noviembre 2019, 20:03
Viernes, 09 Septiembre 2011 23:05

Preparador de Maradona se adentra en fútbol cubano

Escrito por  Michel Hernández
Valora este artículo
(70 votos)

"Esperamos que a lo mejor en un futuro no muy lejano el fútbol en Cuba también pueda contagiar su enorme alegría".



Los descubrí a la salida de un hotel capitalino en busca de un taxi que los llevara hasta la Plaza de la Revolución para asistir al homenaje póstumo del pueblo cubano al general Julio Casas Regueiro. Recién habían llegado a La Habana pero sabían que había muerto un héroe de la Revolución y como argentinos simpatizantes de la isla, hicieron un paréntesis en sus trámites con la federación cubana de fútbol, para cumplir con el tributo.

Pero antes de partir hacia la sede del Ministerio de las Fuerzas Armadas, un hombre de confianza de Diego Armando Maradona, su tradicional preparador físico Fernando Signorini, y su acompañante, el ex jugador y joven director técnico Mauro Navas, me hablaron de su viaje a Cuba, y más, en "tiempo extra".

"Estaremos aquí hasta el 14 de septiembre. Estamos a disposición para que la federación haga con nosotros lo que quiera, estamos esperando simplemente que ellos se reúnan y organicen el programa para comenzar a trabajar, a hablar, y ponernos de acuerdo sobre un montón de puntos", dijo Signorini (Lincoln, Provincia de Buenos Aires, 1960)  un gran admirador del pueblo cubano, que trabajó junto al "Pelusa" desde un día de septiembre de 1983 en Barcelona tras un severo golpe que le propinara a Diego en su tobillo izquierdo el vasco Goicochea del Athletic de Bilbao, en el Camp Nou.

Desde entonces lo acompañó en su temporada en el Napoli, en los mundiales de 1986, 1990 y 1994, cuando fue seleccionador en Sudáfrica-2010…y en fin, en las verdes y en las maduras, como se dice.

Signorini compartió  también con Diego los amargos momentos de su despido tras el Mundial africano. Fue una vergüenza que a él lo hayan sacado y yo por supuesto me fui con él, comentó.

Viajó ahora a La Habana con Mauro Navas (Buenos Aires, 20 de octubre de 1974), en 2010 director técnico del Chacarita Juniors, de la Primera división, y del Platense de la segunda, tras una carrera como futbolista profesional en varios equipos y divisiones en su país como el Club Atlético Banfield, el Racing Club de Avellaneda y el Almagro; en Italia lo hizo en el Udinese y en España con el Español catalán y el Leganés.

Vinieron  "dispuestos a ayudar al fútbol cubano" y "hoy más que nada venimos a escuchar, porque queremos enterarnos de qué se trata", añadió.

Preguntado Signorini si Maradona acogería con gusto que Cuba decida contar con los servicios de ambos, bromeó: "yo creo que sí, lo único que después no vamos a poder aguantar que él también quiera venir".

Para principios de 2012 Cuba tiene el compromiso de disputar el grupo C de la eliminatoria mundialista de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) junto a Canadá y posiblemente Panamá y Canadá, tras una decepcionante actuación esta temporada en la Copa de Oro de Estados Unidos, pero el experto sudamericano tiene en mente, según dejó entrever, más que metas a corto plazo, objetivos a larga distancia, si en definitiva las autoridades deportivas aceptan sus servicios.

 "No podemos adelantar nada sobre las conversaciones porque sería irrespetuoso de nuestra parte. Primero empaparnos bien no sólo de cómo es el fútbol como deporte, también lo que significa como fenómeno social, de pertenencia, si es que el cubano lo asume de esa manera, porque también hay que ver que cada deporte tiene una raíz cultural en los distintos países. Aquí sabemos que el béisbol, el boxeo y el atletismo, han dado grandes deportistas y esperamos que a lo mejor en un futuro no muy lejano el fútbol también pueda contagiar esa enorme alegría que contagia" señaló.

"Nadie inventa nada", dijo Navas al recordar reflexiones del célebre técnico César Luis Menotti en su última visita a Cuba más de un lustro atrás acompañado justamente en esa ocasión por Signorini: "los entrenadores no son magos pero bueno si hay una predisposición al deporte acá, hay buen desarrollo físico, eso es importante, si hay material…Lo que no puede hacer un entrenador o un preparador físico es inventar cosas, jugadores, pero si hay una buena materia prima y se puede eso moldear de abajo, desde la base, eso es importante. Por tanto la idea es venir, conocer, aprender, y ambos con nuestra humilde opinión y experiencia, tratar de volcarla en ayudar al nivel del fútbol cubano".

"Soy bastante vanidoso en eso, pero creo que algo podamos hacer, al menos lo vamos a intentar", apuntó Signorini, quien ha tenido el privilegio de trabajar en plantillas de lujo donde Maradona y Lionel Messi han pasado por sus manos y oído sus consejos, por lo que ante una pregunta recurrente respondió: "no soy afecto a las comparaciones, a los grandes yo los disfruto, no los comparo".

En ese sentido y en cuanto a la actuación del actual mejor jugador del mundo en la selección y en el Barcelona, sentenció: "un equipo es producto de los ensayos y la selección no tiene tiempo para ensayar, entonces el equipo no va a aparecer y Messi va a pagar las consecuencias de esta falta de seriedad de la programación porque lo único que importa hoy en el mundo occidental, capitalista, es el negocio y hoy yo estoy seguro de que no se equivocan aquellos que sostienen que el fútbol en una gran parte de la sociedad ha reemplazado a la religión como actual opio de los pueblos; no me cabe ninguna duda, el deporte ya no es lo que alguna vez fue, seguramente no recorre los caminos que empezaron aquellos que lo crearon y bueno entonces en este plano es muy difícil que un jugador maravilloso como Lionel pueda expresarse al máximo nivel con unos compañeros que ve una vez cada dos meses y durante dos días".

Visto 3645 veces

Comentarios  

 
#2 jose luis 14-09-2011 15:23
Estoy de acuerdo con el comentario de Carlos y lo mejor que pueda pasar es que los dirigentes del deporte cubano se dieran cuenta de esta posibilidad ya que el fútbol como tal en Cuba anda de mal en peor.
 
 
#1 carlos felipe 12-09-2011 11:42
Me duele lo pobre del fútbol de mi país y por ello esta noticia me llena de alegría, sería importante que los dirigentes del deporte cubano se dieran cuenta de la posibilidad que estos hermanos argentinos les están poniendo en la mano y sin contar al Pelusa, sería lo máximo. Carlos Felipe.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar