viernes, 15 noviembre 2019, 01:09
Martes, 10 Octubre 2017 03:24

Volante en Quito: Se busca al mejor Messi

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros, Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Al estilo de las películas del viejo oeste, imagino que los aficionados de Argentina tengan el deseo de ver la mejor versión de su máxima estrella, Lionel Messi, cuando se juegan la última posibilidad de alcanzar el boleto al Mundial de Rusia-2018, o al menos la repesca.

Se sabe que se trata de un juego colectivo, pero las individualidades pesan muchísimo, y más que nunca la selección albiceleste depende de su ídolo. Messi ha jugado muy bien, pero en una posición demasiado retrasada, por lo que termina siendo asistidor en vez de finalizador de jugadas, y entonces su magia se pierde porque los delanteros dilapidan una y otra vez sus oportunidades.


El problema parece ser precisamente su ubicación en el campo, porque en el Barcelona él puede partir de ahí, y luego asociarse con otro atacante, pero nadie parece entender su idioma en la selección nacional.


Así las cosas, parece que tendrá que echarse el equipo al hombro en el duelo final contra Ecuador, de visitante, en el cual una victoria les mantendría vivas las opciones de llegar a la próxima Copa Mundial. Ecuador ya está eliminado, y para más morbo tiene a un entrenador argentino, pero para los ecuatorianos es importante dejar una buena imagen en casa, y por eso las cosas no serán nada fáciles para los visitantes.


Muchas miradas estarán puestas en el Perú-Colombia, porque aunque los colombianos están encima en la clasificación, pudieran quedar fuera con una derrota. La remontada que permitieron en la fecha anterior contra Paraguay les enredó las cosas, pero siguen siendo superiores a los peruanos. Ahora, en el terreno hay que demostrarlo, y la selección bajo el mando de Antonio Gareca no ha creído en favoritismos.


Uruguay y Paraguay van a compromisos aparentemente fáciles contra Venezuela y Bolivia, aparentemente, y eso hace pensar que en el resto de los partidos no valen los empates; más emoción si hacía falta.


Por último, Chile visitará a Brasil, que ya está clasificado, pero defiende un invicto de varios meses tras la llegada de Tite al puesto de mando. Además, al igual que en el caso de los ecuatorianos, los brasileños se despedirán de su afición y tratarán de hacerlo de la mejor manera.


¿Qué va a pasar? Eso es impredecible, pero habrá muchísima presión para jugadores, técnicos y árbitros, y los aficionados se comerán las uñas en medio subcontinente.

Visto 625 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar