miércoles, 12 diciembre 2018, 08:10
Miércoles, 21 Febrero 2018 06:00

Horacio Hernández: «Italuba Big Band es un DVD de música buena»

Escrito por  Giusette León García/CubaSí


Horacio Hernández, El Negro, es "un músico, un percusionista, interesado en la música buena", así se autodefinió este cubano que no cree en otras etiquetas y luego de compartir escena con grandes creadores foráneos se confiesa feliz con "la oportunidad de estar en el sueño junto con mi músicos y con mi público, esos son los mejores ingredientes del mundo para la música".

alt

El Negro conversó en exclusiva con CubaSí durante los ensayos para el DVD que presentará próximamente junto a la  Joven Jazz Band del Maestro Joaquín Betancourt.

Aunque, según nos cuenta, hubo una época en que "tenía un catre en los estudios Areíto" y ha acompañado fonogramas de muchos colegas, es la primera vez que Horacio Hernández graba un proyecto propio en Cuba, lo hará con la disquera Bis Music y tiene una larga historia: Había una vez cuatro músicos cubanos que se encontraron en Europa...

"... y en el Auditorio de Roma, Italia, hace más de diez años, comenzamos Italuba Big Band, cuando íbamos en la mitad del proyecto llegó la gran crisis a Europa, el auditorio se quedó sin orquesta y a nosotros nos dieron los máster grabados y nos dijeron bueno, hagan lo que quieran. yo lo llevé a Nueva York y allí trabajamos algunos de los números con la orquesta de Arturo O Farril, que era antes la de Chico O Farril , pero ahora verdaderamente el sueño ha llegado a su parte más profunda, que es poder hacer este proyecto con músicos muy jóvenes. Regresar a Cuba es como el comienzo del sueño, el final va a ser ver el DVD realizado y ver a todos estos muchachitos como tocan, la buena educación musical que han recibido, lo bien preparados que están".

Muy jóvenes y cubanos, El Negro nos comenta:  "... hemos tratado de llevarlo a cabo con orquestas de otras partes del mundo y ha sido bastante difícil, o sea,  el punto son los músicos cubanos, estos vientos cubanos que tienen una noción y un conocimiento del ritmo y de la síncopa que es único y lo otro es el público, que es el que mejor va a comprender esta música, porque también el oyente cubano está acostumbrado a escuchar muy buena música".

alt

La buena música es precisamente lo único que Horacio reconoce como su influencia: "esto es lo que me atrae, lo que me motiva y lo que me llama; no importa el género; es más, quizás mientras más desconocido sea el género, más me interesa".

Por eso, cuando le preguntamos de qué va Italuba Big Band responde sin dudas: "es un DVD de música buena, unos le dicen jazz con arroz y frijoles, otros le dicen latin jazz, yo pienso que existen solamente dos tipos de música, la buena y la mala. Es un DVD que, en el corazón de la música, es netamente cubano, pero está permeado de influencias no solo del jazz, sino también del rock, del flamenco, de géneros de muchas partes del mundo".

Sobre el futuro, la vida que planean para este DVD, nos adelantó: "La idea final es, después de que la audiencia lo conozca un poco, tratar de hacerlo en vivo en el Festival Jazz Plaza del año que viene, hacer una serie de conciertos. A mí, personalmente, me encantaría una gira por toda Cuba, por las escuelas de arte, con esta orquesta; me parece que sería muy bonito".

La vocación educativa no lo abandona nunca. Hay algo de lo que Horacio Hernández está convencido: "Enseñar es una de las mejores maneras de aprender, o sea, tú no le puedes transmitir a nadie una cosa que tú no sabes primero, es decir, primero tienes que meterte a estudiar bien lo que quieres transmitir, y para las nuevas generaciones, yo a veces me aterrorizo por lo difícil que se está haciendo ser músico y estar interesado en la buena música, o sea, estamos demasiado permeados por el comercialismo y la venta.

alt

"Ya todo el mundo es músico, basta que tengas una computadora, coges cuatro sonidos de aquí, un ritmo de allá y te haces tu reggaetón y tú mismo cantas y tú mismo te haces tu video y tú mismo te lo promocionas, o sea, eso no se puede hacer con la medicina, por ejemplo, tú no te puedes conseguir una computadora y quince días después decir voy a operar un brazo, pero ha sucedido con la música, que la invasión tecnológica nos dio muchas herramientas bonitas e importantes, pero al mismo tiempo las hizo accesible a gente sin base ninguna y de eso estamos viendo los resultados: toda esa música completamente opuesta a nuestras escuelas, donde te pasas ocho años estudiando un instrumento, la historia de la música, pero siempre está la esperanza, la seguridad y la confianza de que todo eso se revierte a la parte bonita de los músicos jóvenes de hoy, que tienen que estudiar muchísimo para ser muy buenos y para llegar a estar profesionalmente en el lugar que desean y se ve que lo hacen".

Modificado por última vez en Lunes, 26 Febrero 2018 07:36

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar