jueves, 21 junio 2018, 03:59
Miércoles, 28 Febrero 2018 05:49

¡Puro sentimiento!

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí

Eran los años del esplendor del feeling, esa expresión que bebía de nuestras más hondas tradiciones musicales y también (y en no menor medida) del jazz, de la música de los negros. El feeling no era simplemente un género, era una actitud ante la vida, un sentimiento. Entre todas las figuras que lo defendieron (que lo vivieron), una pléyade de estrellas, criaturas de la noche habanera, entre todos esos cantantes que cantaban y decían como si cantar fuera decir y decir fuera cantar, entre todos, una brilló como pocos, una fue grande entre los grandes: Elena Burke.


No son pocos los que dicen que ha sido la más completa y raigal de las intérpretes de la cancionística cubana. En arte no hay manera de decidir esas jerarquías, ni conviene hacerlo. Lo cierto es que Elena era única. Una voz cálida, de hondas resonancias, una singular presencia escénica (ella salía al escenario —me cuenta un amigo que la vio cantar en los centros nocturnos de los años sesenta— y ya dejaba de existir lo demás, no podías dejar de mirarla), una sensualidad muy elocuente al decir…


Elena les descubría matices insospechados a los temas que interpretaba, y no solo desde el punto de vista puramente musical (sus variaciones eran deliciosas, aportaban interesantísimas líneas melódicas, siempre coherentes con el espíritu de la partitura); también en las intenciones, en el decir. Ella multiplicaba los sentidos, iba más allá de las letras, sugería sin necesidad de explicitar.


Buen gusto, natural buen gusto, que no iba reñido con el salero cubanísimo. Jacarandosa sí, vulgar jamás —la escuché decir un día en un programa de radio. Tenía que ver, claro, con su formación, de la mano de maestros rigurosos; pero sobre todo, con el respeto al público.


Ella podía ser hilarante, pero también desgarradoramente dramática. Y sus transiciones podían ser súbitas y contundentes. Con una mítica economía de gestos, moviéndose lo justo, lograba recrear una atmósfera.


La Señora Sentimiento, imposible mejor sobrenombre. Cantó a los más grandes autores de nuestro panorama. Y todos la admiraron. Tuvo legiones de seguidores; los tiene, a más de 15 años de su muerte. Esa voz está salvada.

Modificado por última vez en Miércoles, 07 Marzo 2018 10:20

Medios

Comentarios  

 
#4 Mimisma 28-02-2018 13:19
!Gracias Yuri por este artículo y video!
 
 
#3 Mimisma 28-02-2018 13:09
Cuando se vaya a hablar de cantantes cubanas buenas, pero buenas, a Elena hay que hacerle un pedestal señores, la admiré muchísimo, me gustaba cuando cantaba "Son al son" y ese tumbao que la caracterizaba, "Persistiré" ni hablar, también esta que decia "Te fuiste solo mi amor y no era la hora de amar, yo no puedo ...!Única esa Elena!
 
 
#2 Emmy denise 28-02-2018 11:04
La Señora Sentimiento.. la Gran Elena.. de las mejores intérpretes del bolero en nuestro país. que bueno recordarla con un homenaje así. pienso que será bello, porque ademas estará una de las mejores intérpretes que siguen su obra que es Ivette Cepeda.
 
 
#1 carlosvaradero 28-02-2018 10:28
No puede haber otra... Elena era única, bien merecido este homenaje por su 90 cumpleaños, sería ideal que estuviera en el su hija Malena y su nieta Lena, como continuadora del legado que deja Elena en ellas.
Hay muchas versiones del Para Vivir de Pablo Milanés, pero nadie supera la versión de esta hermosa canción que hacia Elena, nadie como ella cantaba Para Vivir y qué decir de otras tantas canciones como "Duele", "Cementerio de novias", "Aburrida", "De mis recuerdos", "Mil Congojas", etc etc etc..
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar