martes, 16 octubre 2018, 07:12
Martes, 22 Mayo 2018 23:48

Cuba propicia redescubrimiento de artista salvadoreño en su país

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)

Consciente de que para construir una cultura es preciso conocer a sus exponentes, el gobierno de El Salvador inauguró hoy una exposición de Wenceslao Cisneros, artista convertido en mito.

La muestra consta de 73 obras del primer director que tuvo la academia de bellas artes San Alejandro, en Cuba, donde este salvadoreño formado en París contribuyó al fomento de las artes visuales en el siglo XIX.

'Cisneros, con su maestría para plasmar la realidad, unió a dos naciones que ahora honran su vida y obra', expresó el presidente Salvador Sánchez Cerén al inaugurar la muestra en el Museo de Arte (MARTE).

El mandatario saludó esta excelente oportunidad para dar a conocer en El Salvador la vida y obra del importante pintor, dibujante y litógrafo, a veces idealizado en su patria por lo desconocido que era aquí.

Para el MARTE, esta iniciativa impulsada por los gobiernos de Cuba y El Salvador constituye un hito en el recién creado Ministerio de Cultura, y desecha la noción de que en el arte prevalece la competencia.

Carlos Zamora, embajador de Cuba en El Salvador, agradeció el apoyo de Cerén en la materialización del viejo anhelo de mostrar aquí la obra de quien fuera partícipe de la intelectualidad en la Cuba decimonónica.

'Los pueblos entretejen lazos invisibles que forman una relación profunda: Cisneros fue parte de ese entramado', aseguró el diplomático a propósito de la muestra, abierta al público hasta el 19 de agosto.

Cisneros, casi un desconocido en su país, se formó en el Quartier Latin de Paris, donde abrazó la litografía, montó un taller e incluso participó en una conspiración contra Napoleón III.

En 1858 se radicó en Cuba, donde introdujo el uso de modelos vivos, realizó caricaturas, ilustraciones y retratos, se involucró en clubes culturales y dirigió la escuela de arte hasta su muerte, en 1878.

La posibilidad de exponer cuadros suyos que pertenecen al patrimonio de Cuba contribuirá a visibilizar aquí a un artista que dejó pocas obras en su país natal, y todas ardieron en el incendio del Palacio Nacional en 1889.

Visto 309 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar