viernes, 24 mayo 2019, 16:19
Miércoles, 12 Diciembre 2018 05:41

En Brasilia, la segunda luna de miel

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

Hace poco más de un año y cuatro meses que María y Jorge se incorporaron al Programa Más Médicos. Durante la misión estuvieron separados, ahora al regreso tuvo lugar el mejor de los encuentros.

Ella lloraba y le arrancaba las lágrimas a quienes estaban a su alrededor. María Hechavarría Garzón dejó tantas historias lindas en Brasil que mientras las narraba se iba secando el rostro. No solo eran los recuerdos de la favela donde laboró y de la médica nativa que la recibió con los brazos abiertos en esa zona.


HG Medicos11 cubasi

Doctora María Hechavarría Garzón, quien a su llegada a Cuba le embargaba un sentimiento

de tristeza y alegría al mismo tiempo.



María lloraba más que por todo ello: la pequeña hija que había dejado en Santiago de Cuba, su tierra, y el año y cuatro meses que había estado separada de su esposo, quien también cumplía misión en el Gigante Sudamericano. Ella en el estado de Paraíba, municipio Cabedelo. Él en el estado de Bahía, municipio de Nova Zola.

La carga emotiva era fuerte, pero la doctora santiaguera no quería pasar por alto la entrevista para narrar su experiencia.  

“En realidad la misión fue muy difícil —expresó—, entre otras cosas por el idioma pues no era fácil lograr la comunicación con los pacientes. El pueblo me acogió muy bien, comencé trabajando en una favela, ¡peor de las que salen en las telenovelas!, pero a decir verdad nunca mi vida corrió peligro.

“Un día no se me permitió entrar, porque había un encuentro entre la policía y los jefes del narcotráfico, pero fue para cuidarme y que no me ocurriera nada. ¡Eso sí, ellos respetaban mucho a los médicos cubanos!".

Jorge Yosvani Perera López, su esposo, la escucha con atención. Para el joven, también santiaguero, Brasil fue su primera misión internacionalista, y la consideró ardua. Ellos se casaron antes de partir de Cuba y allá, por azares de la vida, fueron ubicados en sitios distantes.
 
“Ahora en Brasilia, de donde partimos, celebramos nuestra segunda luna de miel, pues durante todo este tiempo para vernos tuvimos que viajar cuando las circunstancias lo permitían. Además de estar lejos de ella, extrañaba a mi familia”.

Un sentimiento contradictorio le embarga a María. Llegó a su tierra linda, como ella dice, pero a pesar de que hace pocos días dejó atrás el pueblo donde laboró, no ha dejado de recibir mensajes de los pobladores, quienes le aseguran que la extrañan y sienten su ausencia.

“En Brasil vivimos una historia única, es mi segunda misión, la primera fue en Venezuela, en el estado Lara. Allí permanecí durante dos años y cuatro meses, pero esta ha sido grandiosa.

“Ahora traigo una mezcla de recuerdos buenos y tristes, allá dejé a la doctora brasileña Leticia Barrios Berion, a quien siempre voy a extrañar, a querer y a llevar en mi corazón como la hermana que fue para mí durante todo este tiempo”.

Visto 731 veces Modificado por última vez en Viernes, 28 Diciembre 2018 09:37

Comentarios  

 
#1 Mimisma 13-12-2018 12:49
!Dra María un día usted volverá a Brasil y abrazará a los que dejó allá, no hay distancia que el amor no venza!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar