miércoles, 16 octubre 2019, 12:26
Martes, 15 Enero 2019 06:16

Tony Ávila: La trova ha sido la banda sonora de la Revolución (+ Fotos y Videos)

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Visitó nuestra casa Tony Ávila, un artista que te deja sabor a Cuba en cada palabra, olor a barrio, calor y voz de pueblo...


Llegó a nuestra casa “el tipo” que ha cantado el ansia colectiva de cambiar, para bien, la casa de todos. Tony Ávila, un artista que te deja sabor a Cuba en cada palabra, olor a barrio, calor y voz de pueblo.

Dialogué con él. Entrevistar es un término distante y a este habanero -cardenense, trovador- filósofo no se le puede comer a preguntas. Antes, mucho antes, él te deja pensando tanto con respuestas como con canciones. Quizás por eso, porque la filosofía y la canción conviven, se alimentan entre sí, se salvan, pero ¿quién llegó primero?

alt

“La música es lo que antecede. Yo comencé a escribir canciones a los 15 años; ya cuando entré en el Pedagógico tenía un recorrido corto e inconsciente, no tenía idea de que era para lo que iba a vivir en un futuro. Esas canciones respondían a mi edad y a la Cuba de los años 80. Me gradúo de Marxismo Leninismo-Historia en el año 93 y pasa una cosa en mi vida, en mi mundo interno: estudiar filosofía marxista cuando se estaba derrumbando el campo socialista era un poco preguntarme si escogí realmente la carrera correcta, porque ese modelo que refrenda una ideología de pronto se desarma en millones de pedazos. Tú dices: bueno, ¿es efectiva esta ciencia? ¿Es efectiva esta ideología? Creo que me valí más de la creencia de que sí, de que era válido el marxismo, porque por convicción entendía que sus postulados científicamente tienen basamento, y también en lo ideológico”.

Con los años cambiaron las canciones, la búsqueda era otra, la vida se movió porque el filósofo-trovador-maestro se negaba a quedarse detenido y buscó alternativas, pero la vocación triunfó a la larga y Tony Ávila tuvo la capacidad de aprovechar el diálogo entre todas las experiencias, especialmente su formación académica:

 “La filosofía fue una suerte de cobija o amparo a esas canciones. Haber estudiado una ciencia de la rama de las humanidades te permite un poco entender la sociedad, entender la historia, comprender y aprender. Todo ese bagaje cultural y cognoscitivo que te da son herramientas que para las canciones fueron un soporte esencial. Tenía métodos que me permitían, desde la filosofía, descomponer la sociedad en sus partes y desarmar el fenómeno al que quería referirme y de pronto, el rearmarlo nuevamente. Ese proceso, que sucedía así, espontáneamente, entonces las canciones pudieron tener esa suerte de ser más incisivas, más profundas, más holísticas, más buscando respuestas o haciendo preguntas y, por lo menos, encontré una forma de participar de la Cuba de los 90 de una forma constructiva.”

No se aceptaba trovador, la insistencia de los colegas y una canción lo convencieron:

“Cuando empiezo a descubrir que mis canciones ya había esa literatura, esa manera de decir con imágenes de lo que estaba pasando a mi alrededor, desde el estilo personal de uno, por supuesto, entonces ya entendí que el trovador era un poco eso, que era un poco también un cantautor comprometido. Desde mi punto de vista personal, si tu pensamiento, tu música, tus musas, no te llevan a meterte en camisa de once varas, no eres un trovador. Hay una canción que se llama El mundo gira que fue el punto de giro en mi labor autoral”.

“La trova, desde que surgió, ha sido la orquesta que le ha amenizado la vida al pensamiento cubano, ha sido la banda sonora de la Revolución, ha sido la banda sonora de nuestras metas, de nuestros sueños, de nuestras aspiraciones, y con nombres ya bien establecidos, y con otros no tan conocidos, pero que ha sido un gran ejército de gente, entonces se ha empujado, a través de canciones, ese pensamiento. Inevitablemente, llega un momento en que ya, por estar más visible, por ser una persona que ya el pueblo conoce, eso es bueno y yo me siento feliz de en la calle me saluden, me feliciten, me agradezcan, pero eso hace también que la cuota de compromiso vaya aumentando. Eres un referente, en mi caso estoy feliz de que haya escrito canciones que se han convertido en la voz de lo que la gente piensa. Es muy difícil vivir tu tiempo, tu época, si no estás metido realmente en tu sociedad, en tu realidad; si te vas a una burbuja y te crees la fama, la popularidad y todo eso que te puede volver vanidoso. Yo sigo viviendo a quemarropa hoy, trabajando, muy contento con mis canciones, pero sigo viviendo a quemarropa y mucho más en la Cuba de hoy, donde todo el mundo quiere que Cuba cambie para bien, evolucione, avance, y si todo el mundo no pone su granito de arena, esos caminos pueden ser fallidos. Alguien dijo una vez que una canción no cambia el mundo, pero lo mejora, yo comparto esa idea”,

Y como parte de esa certeza, Tony Ávila compartió también su mensaje al pueblo de Cuba, a las puertas del referendo para aprobar la nueva Constitución de la República:

“Yo creo en el proyecto. A mi juicio, desde que tengo uso de razón hasta la fecha es el proceso más amplio que he visto de debate, es el mayor exorcismo que hemos hecho  los cubanos sacando todo lo que tenemos que decir, diciéndolo frontalmente, sin miedo, frontalmente, con valentía. Si eso fue bien recibido, bien tabulado,  y ha sido vertido realmente en el documento, con todos los cambios que el documento tiene, entonces creo que va a ser una Constitución que sí va a ser expresión de lo que la gente quiere para Cuba. Mi mensaje es que ya estamos cerca del momento de definir eso, que la gente apoye, yo apoyo la Constitución de mi país y la apoyo a conciencia, no la apoyo para salir del paso, yo sí creo que a Cuba le toca un momento en que el discurso descienda, aterrice, pase de lo abstracto a lo concreto. Ahora estamos hablando de prosperidad y realmente Cuba necesita un país próspero, donde la gente vea que avance, que el trabajo vuelva a ser lo que nos dignifique a todos los cubanos, que el salario que la gente se gane sea la respuesta a sus necesidades, si no, seguimos siendo una entidad humana frágil. Hay que apoyar la Constitución y la Constitución debe ser un ejercicio en movimiento. Hay cambios que Cuba necesita que pueden demorar años, pero hay otros que hay que hacerlos ya y está la gente dispuesta a apoyar.

"A veces lo pequeño nos está empañando lo grande, este país tiene conquistas enormes, saber con tranquilidad que cuando tú te enfermas te vas a curar, el que viene del mundo para acá nos dice: pero si ustedes son reyes; que tú tengas una escuela ahí para que tus niños vayan a estudiar sin pagar un peso, entonces hay que tratar de que lo cotidiano, lo pequeño, no le quite dimensión a lo grande. Nosotros somos los que tenemos que tener confianza en lo que estamos haciendo y decir: bueno, vamos a meterle mano con todos los hierros, para el beneficio de todos los cubanos”.

Le parece muy bien que el video de una canción como Cuba.cu haya sido premiado por Lucas, también agradece de una forma muy especial el apoyo y los elogios de un grande como Silvio Rodríguez, quien escribió en su blog que es una de las mejores que ha escuchado en los últimos tiempos:

“Imagínate tú, yo admiro a Silvio tanto, y tenemos un vínculo de amistad, que viene de su interés en invitarme a sus conciertos en los barrios, de que cuando lo invitamos al disco Timbiriche enseguida dijo que sí, de que me apoyó muchísimo, como ha apoyado a montones de gente, para poder grabar un concierto que  hicimos en el Mella, sin interés, sin nada. Esa actitud yo la estoy tratando de agradecer con mi línea, manteniendo una linealidad porque, de pronto, para mí tiene tanto valor eso que Silvio publicó en su blog, que lo agradezco infinitamente, que el niño que en la calle me dijo “tú eres el de la canción de la casa”, son hechos equivalentes, porque más allá de quien sea Silvio y de donde venga su opinión y este niño que encontré en la calle, son dos puntos de apoyo que son igual de grandes, igual de significativos, importantes, relevantes, igual de influyentes en mí, es Silvio que ya es un consagrado que dice eso y entonces que un niño te diga en la calle: tú eres el de la canción de la casa significa que te identifica porque la escuchó, porque de algún modo le llega y eso te da esperanzas de que en esa infancia, esa adolescencia que está en Cuba ahora mismo, hay niños que están pensando, que están viendo las cosas…”



Mi casa.cu tiene una historia. Habrá quien diga que es fruto del azar, volviendo a  Silvio yo diría que nació de un estado de gracia:

Ni siquiera yo sabía que estaba escribiendo esa canción, yo estaba escribiendo una canción para los amigos, era mi intención, y yo estaba usando el término casa en esa canción: empezaba diciendo “pasa mi amigo, pasa, de par en par está abierta mi casa” iba diciendo así todo lo que yo ofrecía de forma así, plena, para mis amigos verdaderos y no sé cómo es que va derivando en esta canción, yo estaba como jugando con las palabras y de pronto me da un ataque de emoción porque descubro que estaba haciendo una cosa que no era lo que había empezado y disfruté mucho ese momento de fluir y salió esta canción.


Tony Ávila se explica a sí mismo desde la diversidad, define su trova, su música, desde el ajiaco cultural, pero con un ingrediente mágico, imprescindible:

"Yo creo que hago una especie de “politrova”, creo que hay un poco de irreverencia en la trova que hago y no tanto ya de irreverencia en las ideas, sino en cuanto a que no creo que el trovador sea, como decía con cierta ironía un amigo mío: “el trovador es un tipo caricontecido, sentado con su guitarra en una silla, intentando decir cosas importantes”. Yo creo que soy un trovador que se levanta de la silla, que se mete en los caminos que la música cubana nos da, un país tan rico como Cuba en música, que rítmicamente te puede dar guaracha, sones, changuí, pilón, Mozambique, dengue, cha cha chá, mambo, rumba, hay un montón de patrones musicales, esos pueden ser los caminos que le den forma a lo que yo hago, lo que sigue siendo un pilar fundamental y sí no varía, porque es mi línea de vida, de pensamiento, mi manera de ser coherente con lo que es ser un trovador, como te decía, es el contenido."

Desde el Timbiriche hasta Mi casa.cu, la apuesta de Tony Ávila sigue siendo convertirnos en “pensadores que bailan y bailadores que piensan”, su próximo proyecto discográfico ya está por salir, se trata de un DVD sinfónico, grabado en la sala Avellaneda del Teatro Nacional: “Es un disco que se va más a la canción, aunque hay aparición de un par de temas que son guaracha, son, pero es un disco básicamente de canciones. Está invitada Beatriz Márquez, hago un tema con el Coro Diminuto, uno con buena parte de los Van Van, también participó Pupi y hago un tema con Lazarito Valdés que es apiano y orquesta, un lujo realmente que estos invitados hayan estado en el disco. La producción de Irving fr y Lino López García, la visualidad está en manos de Rancaño que es un privilegio de pincel y la idea realmente fue de Enrique Carballea”.

Con la agrupación está cumpliendo 10 años y lo piensa celebrar en el Karl Marx, no festejó los 20 de vida artística, y a la puerta de los 21, mayoría de edad, se propone seguir trabajando y perseverando porque, ya lo ha dicho antes: “el que persevera… persevera” y amí se me ocurre preguntarle ¿sientes que has triunfado?

“Siento… que estoy vivo y estoy viendo, por suerte, disfrutando hecho de que lo que uno está entregando, se lo está devolviendo la gente de muchas maneras, si eso es triunfar… entonces hemos triunfado, pero no veo el triunfo.. mira, yo digo que lo más grande que yo pudiera hacer como artista ya lo he hecho, he cantado en mi cuadra, para mis vecinos”.

alt

Visto 1057 veces

Medios







Comentarios  

 
#5 ZFS 16-01-2019 12:15
Tony, mi amigo, te queremos una pila de cubanos, ojalá Dios te haga inmortal. Un abrazón.
 
 
#4 Jesús Escobedo Bas 15-01-2019 17:21
Estimado Tony y perdona el tuteo pero es que ya tu eres como de la "casa"
Mucha salud para ti y tu familia en este 2019 (y todos los demás años que nos restan juntos) te deseamos todos los de mi "casa"
 
 
#3 Mimisma 15-01-2019 14:17
!Buen hombre, buena música y buenas letras, gracias Tony por decir lo que muchos queremos!
 
 
#2 carlosvaradero 15-01-2019 10:16
Conocí a mi coterráneo y su música cuando estuve viviendo fuera de cuba, en una de mis visitas para ver a mi familia, alguien me habló de un cantautor cardenense que estaba causando furor con sus canciones, en ese entonces daba un concierto en el teatro cárdenas y fui a verlo y desde ese día supe que Tony Ávila iba a llegar muy lejos y no me equivoqué.
Luego vine muchas veces y siempre buscaba su música hoy se ha convertido en un ídolo para todos los cubanos, sobre todo para los cardenenses, sus canciones con letras impecables han acaparado la atención de todos, algunas un poco polémicas, pero muy valientes y necesarias como el mismo.
Mis saludos a Tony Ávila.
 
 
#1 Nena 15-01-2019 09:56
Tony Avila, ejemplo de sencillez y amabilidad, el que saluda y conversa con todos en la calle, soy una gran admiradora suya y busco todas sus actuaciones, sus canciones son bellas y te hacen pensar, un hombre que no cambiará nunca, será siempre así, sencillo y amable. En su entrevista con Amaury, me emocionó, todas su canciones son lindas pero la que dedica a su madre, es más que eso, es maravillosa. Felicidades Tony.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar