domingo, 19 mayo 2019, 11:52
Lunes, 28 Enero 2019 06:00

José Martí es el futuro de Cuba (+ Infografía)

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

A 166 años del nacimiento del Héroe Nacional de Cuba, CubaSí entrevista a tres investigadores del Centro de Estudios Martianos para valorar la vigencia del pensamiento del más universal de los cubanos.

José Martí (La Habana, 28 de enero de 1853-Dos Ríos, 19 de mayo de 1895) es el más grande de los políticos cubanos de todos los tiempos, y uno de los titanes de la literatura hispanoamericana. Su legado inmenso es objeto de permanente estudio; su pensamiento mantiene permanente vigencia.


En su aniversario 166, CubaSí entrevistó a tres estudiosos de su obra, investigadores del Centro de Estudios Martianos.


DAVID LEYVA GONZÁLEZ: MARTÍ ES UN RETO PARA LA POLÍTICA CONTEMPORÁNEA

alt


«Martí es un clásico de las letras en español. Es uno de los intelectuales insuperables, un referente de la literatura cubana en particular e hispanoamericana en general. Uno puede reconocer en él a muchos escritores.


«Él hizo un vínculo muy importante con la tradición y la cultura norteamericanas. En sus años había una tendencia generalizada a mirar hacia Francia, hacia Europa, y Martí abrió el espectro.


«Rubén Darío lo reconoció: Martí nos mostró a Whitman, el pensamiento de Emerson, la narración de Mark Twain… Vivió en los Estados Unidos durante catorce años y eso le dio un conocimiento de todo lo positivo y también de lo negativo.


«El mundo que vivimos hoy se concibió en tiempos de Martí, así que ver eso desde los orígenes es importante: el crecimiento de la ciudad de Nueva York, la fase imperialista… él veía que los Estados Unidos se sentían llamados a ser los romanos de los tiempos modernos, de la América. Son cuestiones que él alertó desde su maravillosa prosa.


«También tuvo la virtud de ser un gran poeta. Eso lo hizo doblemente atractivo, porque no siempre las ideas políticas están acompañadas de un pensamiento cultural elevado.


«Martí es un reto para la política contemporánea: el mensaje político de un escritor suele sensibilizar mucho. Él lo demostró con su práctica: conmovió a personas de todos los estratos sociales, desde los tabaqueros hasta los intelectuales y a la burguesía.


«Todo eso se resume en esa frase tan genial y tan difícil de concretar: “Con todos y para el bien de todos”».


—En los debates actuales, ¿qué tiene que decirnos José Martí?


—Como él vio lo que era la modernidad en sus inicios, supo apreciar los debates de la mujer por insertarse en el mundo obrero, por tener igualdad de condiciones con los hombres. Vio también el fenómeno de las migraciones, las discriminaciones con los pueblos del sur…


«Se refirió a los desafíos de Nuestra América. Alertó sobre la necesidad de que nuestros pueblos tuvieran una mayor autoestima. Que tratáramos de consolidar un pensamiento propio, que no desechara Europa o los Estados Unidos, que tomara de esas culturas, pero que partiera de la necesidad de crear.


«Ese ejemplo de intelectual político y de acción es un tesoro».


—¿Es suficiente la promoción que se hace del pensamiento de Martí?


—Se promueve, pero se promueve a veces desde caminos trillados. Hay que remover un poco esos lugares comunes. Hay que estudiar y analizar más y mejor las formas con que Martí se hizo de su gran conocimiento, de esa cultura enciclopédica que todavía nos alumbra.


MARÍA CARIDAD PACHECO GONZÁLEZ: LO QUE TIENE QUE DECIR MARTÍ

alt


«José Martí puede aportar mucho en estos tiempos. Como lo aportó en otros. A él se le puede aplicar perfectamente una frase que dijo hace más de un siglo: “el que se levanta hoy con Cuba se levanta para todos los tiempos”. Yo creo que con Martí nos levantamos para todos los tiempos.


«Nos damos cuenta de la importancia que tiene hoy Martí para las nuevas generaciones. Una de las personas que más trabajó en ese sentido fue Cintio Vitier. Él hizo aquellos cuadernos para poder enseñar a todos los jóvenes, en todos los niveles de enseñanza, a través de la enseñanza de Martí, todo lo bueno que pudieran hacer por este país y por el mundo.


«Una de las cosas que más nos impresiona al investigar sobre el pensamiento de Martí es su sentido del altruismo, de la solidaridad, de la generosidad hacia el otro, que él no expresó solamente desde el punto de vista de la teoría o del discurso, sino de la práctica cotidiana. Eso lo podemos ver, por ejemplo, en el trabajo que hizo con tabaqueros en la Florida, no solo como maestro, sino como líder político.


«Hay algo que quizás no todo el mundo conoce: a principios de los años noventa del siglo XIX, un grupo de obreros le dedicaron un álbum a José Martí, donde cada uno expresaba lo que significaba este hombre para ellos… En casi todas las opiniones se repetía una idea: en José Martí se concretaba el futuro de Cuba. Y ahí no solamente escribieron cubanos, sino también personas de otras nacionalidades: rumanos, africanos, venezolanos, estadounidenses…


«Eso nos habla de la gran admiración y el respeto que mereció Martí. Él no se acercó a esos trabajadores para ganarse adeptos; ellos descubrieron en él a un hombre que quería el bien para su país y para todos los pueblos del mundo.


«Ese es el sentimiento que Martí encarna. No en vano Fidel Castro lo consideró el cubano más universal. Por todo esto, en los tiempos de crisis civilizatoria que vivimos, Martí tiene mucho que decir todavía. Y lo seguirá diciendo».


MARIO JUAN VALDÉS NAVIA: MARTÍ ES EL TESORO MAYOR DE LA NACIÓN

alt


«Para José Martí gobernar es crear. La república que él soñaba era una república en construcción. Él la empezó a construir desde la emigración revolucionaria cubana. En estos momentos de actualización del modelo socialista cubano, José Martí debe estar más presente que nunca.


«La vigencia de Martí tiene que ver con ese valor que él le daba a la creatividad, a creación de formas de organización acordes con el desarrollo que alcance la sociedad, y con la cultura del pueblo cubano.


«En su proyecto de república, elementos como la independencia, la justicia social y la libertad eran pilares. Son los pilares que nosotros ahora mismo tenemos que defender y consolidar.


«Cuando veo al pueblo discutiendo qué debe incluir la nueva Constitución, veo que Martí está presente. Hay cosas que hay que defender: el valor del trabajo. Eso está en el pensamiento martiano.


«Recuerdo mucho eso que le decía Martí a Juan Gualberto Gómez: “Conquistaremos toda la justicia”. Él estaba claro que había que luchar por la república después, como mismo se luchaba en ese momento por la independencia».


—¿Cómo acercar a Martí a las nuevas generaciones?


—Martí es un hombre del siglo XIX, vivió intensamente su época. Lo primero que hay que tener claro es que vamos a entrar en comunicación con un espíritu de ese siglo. Las personas que no estén dispuestas a afrontar esa experiencia cultural no van a obtener nada útil.


«Cada generación tiene su propio Martí, pero las esencias del pensamiento martiano son únicas. Nosotros no se las otorgamos; es Martí el que nos las otorga.


«Pero para comenzar a dialogar con Martí, no se puede esperar caer en los meandros de la banalidad, del conformismo, de los lugares comunes, de la lectura fácil… Pero yo tengo todas las esperanzas, porque hay elementos muy novedosos en la prosa martiana: su carácter plástico, visual… En estos tiempos, leer por ejemplo sus Escenas norteamericanas es como ver una película.


«Más allá de las consignas, más allá de ese Martí de mármol, estanos en presencia de uno de los más grandes pensadores del movimiento revolucionario internacional, de una de las mayores plumas de la lengua española. Es el gran privilegio, el tesoro mayor de este país».

alt

Visto 672 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Febrero 2019 10:42

Comentarios  

 
#1 Rolando 29-01-2019 20:06
Hacer que la gran mayoría de los cubanos piense y actué así, es la mas difícil tarea de la nación... es la única garantía del futuro.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar