lunes, 27 mayo 2019, 04:40
Martes, 26 Febrero 2019 16:51

CRÍTICA DE CINE: Junto al mar

Escrito por  Diana Castaños / Especial para CubaSí

Cada pausa es larga, cada mirada es grave y cada frase pretende ser trascendente, pero aun así By the sea no demuestra más razón de ser que saciar la vanidad de Jolie y Brad Pitt, sus creadores. 

¿Qué pasa cuando una pareja ya no tiene nada qué decirse? O más bien ¿Qué pasa cuando una pareja ya no quiere decirse nada?

Según la directora y guionista Angelina Jolie, lo único que les queda es vivir a través de otra pareja, una que aún funciona. Así, los personajes de Jolie y Pitt, una ex-bailarina y un escritor sumidos en una crisis matrimonial, se dedican a observar a través de un agujero en la pared de la habitación de su hotel a la pareja gala que conforman Mélanie Laurent y Melvil Poupaud.

Cuando se acabe la pasión, siempre nos quedará el porno y hoy día, con internet y aplicaciones en el móvil, más aún. Mientras observan a sus vecinos hacer el amor, nuestros protagonistas se emborrachan. Y cuanto más ven y más beben menos recuerdan sus miserias, su propia nadería existencial.

By the sea: En su tercer intento detrás de las cámaras, Angelina Jolie deja de lado las historias bélicas y presenta un drama intimista e intenso, para el cual convocó a su marido en un intento por acercarse al más puro cine de autor.

La principal falacia de esta cinta es la falta de pulso para narrar una historia que se torna repetitiva y carente de interés desde el inicio al no quedar claro el conflicto, el cual queda reservado para el final a manera de un hecho sorpresa pero que, al ser revelado, carece por completo de fuerza dramática volviendo al filme más insoportable e incoherente de lo que venía siendo.

Si bien estéticamente la película es sobresaliente, ya que es innegable la belleza de casi todos los planos, el tedio es la característica principal de un relato que se le escapa de las manos a la señora Pitt, más preocupada en elegir el plano más bello y el mejor de sus ángulos, desaprovechando la natural química y gracia que tiene ella con su marido y actor.

Así, el juego al cine de autor del matrimonio Jolie Pitt se queda lejos de lo pretendido, en una película tediosa, muy larga y con exceso de ego, que termina por aburrir demasiado e interesar poco al espectador.

Modificado por última vez en Martes, 26 Febrero 2019 16:56

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar