lunes, 14 octubre 2019, 03:06
Viernes, 01 Marzo 2019 05:31

¿Donald Trump al banquillo de los acusados?

Escrito por  Aday del Sol / CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
Cohen acusó a Trump de «estafador, racista y tramposo» Cohen acusó a Trump de «estafador, racista y tramposo»

Existe desde hace algunos años un plan de la derecha contra los pueblos de América Latina. Se basa nada más y nada menos que en la aplicación de guerras coloniales, de apropiación de los países y sus recursos naturales, y hasta de controlarlos cultural, económica y políticamente. Lo estamos viendo ahora mismo en Venezuela.


En esa nación sudamericana han aplicado el método de te ahogo y después te saco la cabeza, que es lo mismo que te estrangulo primero económicamente y después te vengo a «salvar» con ayuda humanitaria.

En algunos otros países han usado con más eficacia el de fabricar pruebas para acusar a sus dirigentes, lo que se ha dado a conocer como la cacería de líderes populares de izquierda, donde logran vincular los poderes judicial, parlamentario y mediático con el fin de derribar los gobiernos progresistas de América Latina.

Ejemplos sobran: los casos de Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Cristina Fernández y Rafael Correa, a los que lograron hacerles hasta un expediente «delictivo» y sacarlos convenientemente del juego cuando la verdadera justicia —como suele suceder en estos casos— se hace la de la vista gorda.

Pero como dije anteriormente, la cacería es de líderes de izquierda. Al parecer, aunque existan testigos y hasta pruebas contra verdaderos delincuentes políticos de la derecha, estos casi siempre logran zafarse.

Me refiero, claro está, al explosivo testimonio que hizo Michael Cohen, exabogado y asesor de Donald Trump, ante el Congreso este miércoles.

alt
El exabogado personal por unos 10 años del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, testifica ante una comisión de la Cámara de Representantes.

Cohen acusó a Trump de «estafador, racista y tramposo», al tiempo que expresó estar avergonzado de su década de trabajo para el magnate de bienes raíces.

«Donald Trump, cuando se postuló, no tenía la intención de dirigir a esta nación a no ser para promocionar su marca, a sí mismo, y construir su riqueza y poder. La campaña para él siempre fue una oportunidad de marketing», señaló.

Aseguró, además, que el multimillonario le había ordenado un plan ilegal para silenciar a una estrella porno con la que había mantenido una relación extramatrimonial. Como si esto fuera poco, lo acusó también de dirigir las negociaciones para construir una Torre Trump en Moscú durante la campaña electoral 2016, y que sabía desde ese mismo año que Wikileaks divulgaría material para perjudicar a su rival, Hillary Clinton, dos alegaciones que el mandatario ha negado en todo momento.

alt
Michael Cohen mostró un cheque firmado por Donald Trump que forma parte de un total de once pagos que realizó el presidente a la actriz porno Stormy Daniels para mantener en secreto su relación extramatrimonial. El cheque, fechado el 1 de agosto de 2017, reembolsaba una parte del pago de 130 000 dólares, 35 000 dólares.

Una sola de estas denuncias sería suficiente para llevar tras las rejas a un mandatario de la izquierda, pero Trump no es Lula.

Paradójicamente, Cohen, el acusador y exreparador de problemas delicados de Donald Trump, es quien está condenado a tres años de cárcel por delitos relacionados con el trabajo que hacía como abogado del presidente norteamericano.

El también soplón del Congreso, como algunos republicanos lo llaman, testificó este jueves en una sesión a puerta cerrada en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que examina las relaciones comerciales de Trump en Rusia, así como la supuesta interferencia de ese país en las elecciones de Estados Unidos.

En tanto, Trump prefirió una defensa virtual: escribió un tuit alegando que Cohen fue desafortunadamente uno de los abogados que lo representó y que fue inhabilitado por una corte suprema estatal por mentir y por fraude. «Está mintiendo para reducir su tiempo de prisión», publicó.

Por su parte, los demócratas del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, ante la cual testificó Cohen, dicen que esto debería ser muy preocupante para todos los estadounidenses, y que puede ser el comienzo de un proceso de juicio político contra el mandatario norteamericano.

Asimismo, los republicanos no se han quedado quietos y han comenzado a intimidar a Cohen con ataques personales como el que hizo Matt Gaetz, aliado cercano de Trump, cuando tuiteó: ¿Saben tu esposa y tu suegro de tus novias? Me pregunto si ella te seguirá siendo fiel cuando estés en prisión.

Esperemos que esto llegue más lejos que lanzar trapos sucios en el Congreso y por las redes sociales e influya, al menos, en la reelección de Trump, aunque quizás solo sea, porque hace rato que se la están preparando, y no por pura y elemental justicia.

alt
El norcoreano Kim Jong-Un, Donald Trump y Xi Jinping.

Ahí están los fracasos con China en el tema de los aranceles cuando no pudo equilibrar la balanza comercial entre ambos países como había prometido, el de Corea del Norte hacia la desnuclearización, y hasta la derrota que ha significado el golpe de Estado a Venezuela, cuando Maduro sigue en su silla presidencial con el apoyo del pueblo.

Todo esto pesa en su contra.

Visto 1141 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Abril 2019 21:12

Comentarios  

 
#3 YzzrGS 01-03-2019 14:07
Quien se sorprenda de esas declaraciones es que es un iluso. Desde los debates presidenciales se sabía que todo lo que buscaba Trump era publicidad e inversionistas. .. esa parte le ha salido bien. Es posible que esas declaraciones le hagan más bien que mal.
 
 
#2 Pupo 01-03-2019 13:24
Creo que en todos los Imperios unos más que otros empiezan a caer tan bajo. Son tan corruptos que ellos salen a flote como las ratas. Así lo fue el Gran Imperio Romano, con la corrupción y como maquinaria militar se fue cuesta abajo. Eso es señal de un Imperio en decadencia. No ha podido con Irán, ni Corea del Norte ni mucho menos con Rusia y China. Y ahora le falla los planes con Venezuela lo cual me alegro mucho. Realmente me alegraría que le dieran un puntapie a ese yanqui racista, extremista, terrorista y mentiroso. Ese es el presidente más impopular que ha conocido el mundo después de Hitler. Es realmente una vergüenza para ese país.
 
 
#1 Carlos Alejandro 01-03-2019 10:15
ES UN BOCHORNO PARA EL PUEBLO DE EEUU QUE TRABAJA Y CONSTRUYE QUE SUS POLÍTICOS ANDEN EN CHISMES, TRAPOS SUCIOS Y BAJEZAS, HASTA CUÁNDO SOPORTARÁN TANTA VERGUENZA?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar