domingo, 19 mayo 2019, 11:43
Viernes, 29 Marzo 2019 16:05

Venezuela seguirá encendiendo la conciencia de América Latina

Escrito por  Aday del Sol / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

En una intervención en la Organización de las Naciones Unidas, Samuel Moncada, embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante este organismo, denunció que los actos de terrorismo afectan la estabilidad de las naciones y los cimientos de las sociedades...


En una intervención en la Organización de las Naciones Unidas, Samuel Moncada, embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante este organismo, denunció que los actos de terrorismo afectan la estabilidad de las naciones y los cimientos de las sociedades, tienen consecuencias adversas para el desarrollo económico y social, y ocasionan la destrucción de la infraestructura física y económica de los Estados, refiriéndose a los constantes ataques perpetrados por el gobierno de Estados Unidos al sistema eléctrico de Venezuela desde el pasado 7 de marzo y hasta el 25 de marzo último.

“En nombre de 120 países reiteramos la obligación de la comunidad internacional de prevenir y reprimir el financiamiento de actos terroristas y de tipificar como delito la provisión o recaudación intencional de fondos con la intención de que sean usados para cometer actos terroristas”,  expresó en un discurso pronunciado este jueves ante el Consejo de Seguridad.

Moncada reveló que no hay terrorismo bueno. En Venezuela, aseguró,  hay terrorismo promovido y protegido por potencias extranjeras, hoy denunciamos estas acciones criminales y demandamos la acción efectiva del organismo responsable de la paz y seguridad internacionales.

Al respecto,  el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro escribió, en su cuenta de Twitter, “El Sistema Eléctrico Nacional sufrió el más grave ataque de su historia, pero tengan la plena seguridad que estamos haciendo grandes esfuerzos para su recuperación y reestructuración profunda. Blindaremos el servicio eléctrico para la tranquilidad de todo el pueblo venezolano”.

El mandatario aseguró, además, que el pueblo venezolano saldrá más fortalecido que nunca en la batalla que hoy se les presenta al derrotar las agresiones con la fuerza que irradia el espíritu antiimperialista del Comandante Chávez.

Mientras tanto el gobierno norteamericano insiste en su prepotencia imperial, y  este viernes, según publica TeleSur en su página web, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, señaló que "el gobierno de Putin pagará un precio por su apoyo a Venezuela y al presidente Nicolás Maduro", aunque la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, días antes le señaló bien claro que ni Moscú ni Caracas eran provincias de Estados Unidos.

Pero, durante unas declaraciones concedida a un medio estadounidense, el funcionario estadounidense reiteró no tomar como un chiste las afirmaciones del presidente Donald Trump sobre "todas las opciones" están sobre la mesa, en referencia a la situación político social de Venezuela y en clara amenaza de que una intervención norteamericana contra la nación sudamericana podría darse en cualquier momento.

La tensión surge tras conocerse el arribo de unos especialistas rusos al territorio venezolano pese a que el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso destacó que la visita de este equipo está en concordancia con el tratado firmado en 2001 de colaboración técnica-militar entre ambos paises.

Es obvio que el Gobierno de estados Unidos se autoproclamó amo y señor del mundo, ¿de qué otra manera el país que más armas produce, vende y utiliza, que tiene presencia militar en 177 países, más de 250 mil soldados y 800 bases militares en el mundo, unas 80 en América Latina y el Caribe, se atribuye el derecho de  interferir en las relaciones legítimas entre Estados soberanos?

¿Cuántas veces hay que denunciar que EE.UU., Londres y las estructuras bancarias mundiales bajo la presión de Washington robaron ("congelaron") de manera gansteril 30.000 millones de dólares a Venezuela?

¿Cómo se atreve Trump a acusar al gobierno de Maduro de ser el responsable de una crisis  cuando Washington ha enfilado sus cañones contra el pueblo venezolano en una despiadada guerra económica? Guerra económica que se traduce en inflación inducida, bloqueos financieros y comerciales, y más de 250 atentados terroristas, electrónicos, físicos, eléctricos y a los servicios básicos en los últimos dos años.

Solo para que se tenga una vaga idea, en el primer ataque de Estados Unidos contra el sistema eléctrico de Venezuela se perdió 875 millones de dólares, cifra equivalente a un punto del PIB de la economía nacional, causando la afectación de la industria petrolera, manufacturera, los servicios, el comercio y otras actividades.

Es repugnante el cinismo con que actúa Washington, es doloroso y cobarde la subordinación  de algunos países y el silencio de otros, pero es impresionante la valentía y la resistencia del pueblo venezolano que ha encontrado en el respaldo a su revolución y a Maduro la mejor estrategia de defensa. Es sencillamente inspirador cuando le repiten una y mil veces en cada marcha bolivariana a la oligarquía internacional y a sus títeres: i"Aquí no se rinde nadie, aquí no se cansa nadie. Rendirse es traición, cansarse es falta de conciencia. Podrán quitarnos la luz, pero seguiremos encendiendo la conciencia de América Latina”.

Visto 226 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Abril 2019 08:15

Medios

Como una "apología del crimen y amenaza de asesinato político en medios públicos, contra el líder de un país soberano e inaceptable declaración de un general de EEUU contra Nicolás Maduro", calificó en su cuenta de Twitter el presidente cubano Miguel Díaz Canel, la declaraciones del retirado general de brigada norteamericano, Anthony J. Tata.

Como ya dijimos en un comentario anterior, la política editorial de The New York Times nunca ha estado ajena a la campaña de fake news de que es víctima la Revolución Bolivariana en Estados Unidos.

Al imperialismo y a sus empleados locales, no les importa la vida de los venezolanos con tal de derrocar un gobierno que no se arrodilla.

La guerra sicológica está basada en la amenaza y el engaño. Para desatarla contra Venezuela, la actual administración estadounidense cuenta con el talento de reconocidos mentirosos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar