domingo, 15 diciembre 2019, 03:18
Viernes, 29 Marzo 2019 20:21

Adiós a Guerra y Lino, el binomio más ganador del clavados

Escrito por  Eyleen Ríos López/Jit
Valora este artículo
(1 Voto)
El abrazo de la despedida. El abrazo de la despedida. Roberto Morejón

En el Complejo de Piscinas Baraguá, donde durante muchos años tejieron sueños y trabajaron hasta el agotamiento, fueron despedidos oficialmente.

Aunque siempre se imagina que cada homenaje o reconocimiento traerá emociones, en ocasiones la realidad supera lo esperado y eso fue lo que les sucedió hoy a José Antonio Guerra y Lino Socorro, el binomio más premiado del clavados cubano.

En el Complejo de Piscinas Baraguá, donde durante muchos años tejieron sueños y trabajaron hasta el agotamiento, fueron despedidos oficialmente como parte de la inauguración del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Aficionados a la Natación (CCCAN), que hasta el domingo tendrá competencias aquí.

A los infaltables recuentos de lo hecho durante sus carreras, se unieron esta vez saludos de amigos enviados desde otras partes del mundo. Fue increíblemente conmovedor escuchar mensajes en inglés, chino o ruso, aunque el punto más alto lo marcaron sus antiguos compañeros Jorge Betancourt y Erick Fornaris.

Este último llegó incluso a dedicarle un fragmento de la canción Amigo, un tema que les acompañó en varios momentos de sus vidas y despertó muchos recuerdos esta tarde a un Guerra que no ocultó su felicidad acompañado de su madre Oneida y su esposa Cinthia.

«Haber pospuesto esto por tanto tiempo trajo un poco de sensaciones amargas y melancolía y como que hoy esa deuda se saldó, y por eso la alegría, me siento más que satisfecho por este honor que le han hecho al clavados cubano», confesó Guerra en medio de un “descanso” de abrazos y reclamos de fotos.

El mejor clavadista cubano de todos los tiempos acumuló en total 146 medallas, 114 de esas internacionales, incluida la única de un antillano en un campeonato mundial, la plata en Montreal 2005.

Por todo eso este viernes fue homenajeado por el sistema deportivo cubano, en ceremonia encabezada por el presidente del Inder Osvaldo C. Vento Montiller, y en la que intervinieron otras instituciones.

De su relación con Lino confesó sentirla como de padre a hijo; reconoció que ha estado más tiempo de su vida junto a él que con cualquier otra persona de su familia, y que de él aprendió todo lo que ahora aplica como jefe de entrenadores del equipo nacional.

«Tenemos innumerables vivencias, enseñanzas, la huella de Lino en mí, es enorme, y este momento un poco que de una forma oficial le da culminación a ese binomio que formamos allá en el año 98 y es muy emotivo… Es algo que te llega, esto de decirnos adiós es triste», aceptó decir.

«Quiero agradecer a todos, a los muchos que tuvieron que ver esto que pasó aquí, en especial a Milagros González (comisionada nacional), quien trabajó muy fuerte por cobrar esta deuda que había no con José Antonio Guerra, sino con los clavados, con Lino, con todos los muchachos, con los padres, con todo el que ha tenido que ver con el desarrollo de este deporte tan lindo», confesó.

El CCCAN reparte hoy sus primeros cuatro juegos de medallas, tendrá actividad hasta el domingo y son 12 los países involucrados.

Visto 435 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar