jueves, 21 noviembre 2019, 23:45
Martes, 09 Abril 2019 05:12

USA: La «lluvia» de renuncias que sufre Trump

Escrito por  Nicanor León Cotayo / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)
Cerca de un tercio de los funcionarios de la Casa Blanca dejaron su cargo durante el primer año de presidencia de Donald Trump, según un estudio del Instituto Brookings. Cerca de un tercio de los funcionarios de la Casa Blanca dejaron su cargo durante el primer año de presidencia de Donald Trump, según un estudio del Instituto Brookings.

¿Cómo sintetizar la crisis generalizada que afecta a los Estados Unidos? Baste un ejemplo, el maratón de dimisiones que acribilla a relevantes funcionarios de su Gobierno.


La más cercana, Kirstjen Nielsen, Secretaria de Seguridad Nacional, a quien Univisión caracterizó como el brazo ejecutor de la política migratoria de Trump.

Ryan Zinke, Secretario del Interior, “tras encarar múltiples investigaciones por conflictos de intereses”.

James Matts, Secretario de Defensa.

John F. Kelly, jefe de Gabinete.

Jeff Sessions, Fiscal General.

Nikki Haley, Embajadora ante la ONU.

Don McGanh, abogado principal de la Casa Blanca.

Helen Aguirre Ferré, portavoz hispana de Trump, “una de las caras más visibles de la comunidad hispana en Miami”.

Scott Puitt, jefe de la Agencia de Protección Ambiental, “rodeado de escándalos por malos manejos del dinero público”, aunque Trump escribió en un Twitter: “lo hizo todo perfectamente, le estaré agradecido”.

General H, R. Memaster, asesor de Seguridad Nacional, a quien sustituyó el tenebroso John Bolton.

Rex Tillerson, Secretario de Estado, sustituido por el jefe de la CIA, Mike Pompeo, sobre el que Trump exclamó: ¡hará un trabajo fantástico!

Hope Hicks, ex Director Comunicaciones de la Casa Blanca, sacado del puesto luego de afirmar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que su trabajo para Trump “exigía decir mentiras blancas”.

Vale subrayar en cuanto a la ya muy larga fila de funcionarios que abandonaron a Donald Trump que se trata solo de una muestra.

Donde hay de todo, incluida una mal disimulada corrupción, nepotismo galopante, guerras internas, envidias palaciegas y fabulosas mentiras intergrupos.

Mientras, esfuerzos descomunales para reflejar calma, sobre todo —también para Trump— en un año electoral colmado de incertidumbres.

He aquí el fatal asomo de una crisis generalizada en la gran nación del Norte.

Visto 1734 veces

Comentarios  

 
#1 Fidel Vega 15-04-2019 10:21
Tendriamos que ver quien esta equivocado, si todo un arsenal de politicos de TRUMP o el mismo presidentes, tantas personas no pueden estar equivocadas, el analisis del mandato del presidente debe de ser mas profunda y mas personalizada de ese mandato.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar