miércoles, 22 mayo 2019, 16:01
Miércoles, 17 Abril 2019 08:58

La Patria puede contar con nosotros

Escrito por  Enrique Ubieta Gómez
Valora este artículo
(3 votos)

Palabras de agradecimiento en nombre de quienes recibimos la Réplica del Machete de Máximo Gómez.



Palabras de agradecimiento en nombre de quienes recibimos la Réplica del Machete de Máximo Gómez.

Compañeros de la Presidencia:

He recibido el alto y quizás inmerecido honor de hablar en nombre de mis compañeros. Desde tiempos remotos, recibir la espada de un gran guerrero ha constituido un honor y un compromiso. La tradición adquiere en este caso un matiz cubano. Hemos sido honrados con la Réplica del Machete de Máximo Gómez, uno de los principales forjadores de la independencia de Cuba. El acto tiene múltiples significados: el machete fue el arma de los mambises y es también un instrumento de trabajo, agreguemos entonces que el nombre de quien lo empuñara representa, más allá de su origen, el espíritu libertario de los cubanos, y el de los latinoamericanos todos. Quiero imaginar que se nos entrega en virtud de su doble significado: porque entienden que el baile, la música, las tomas de cámara, las letras, que producimos o prohijamos son armas en la construcción de la nueva sociedad, en la defensa de nuestra identidad, y también porque saben que estaríamos dispuestos a cambiar las zapatillas, la guitarra o el piano, la cámara o el pincel, la laptop, por el machete, o el fusil. O quizás a llevar en la mochila los dos tipos de armas, para usarlas, indistintamente, donde y cuando la Patria las necesite.

Sé que muchos colegas, me gustaría decir, que muchos patriotas, han recibido antes esta Réplica. Cuba ha vivido en permanente desafío, y ellos fueron llamados en momentos cruciales para la Patria. En esta ocasión, el compromiso tiene un significado especial: el pueblo de Cuba acaba de refrendar la nueva Constitución, ha reafirmado su horizonte, su camino, que es el de la independencia y la solidaridad, el de la dignidad como ley primera; mientras, el imperialismo arrecia el cerco, y no vacila en transgredir todas las normas éticas, todos los límites de la razón o la moral. No solo Cuba está amenazada; también lo está Nuestra América, la Humanidad toda. Patria es Humanidad, aseveró Martí, y nadie como Máximo Gómez para recordarlo. Este Machete nos compromete a defender la gran Patria de sus enemigos históricos, en Cuba desde luego, pero también en Venezuela, o en cualquier lugar donde seamos útiles. Este Machete se nos entrega en un instante definitorio de la Patria. Al recibirlo, aceptamos la dignidad del combatiente. Hablo no solo en mi nombre, sino en el de mis compañeros de armas, permítanme usar ese término. Y me atrevo a más: en nombre de quienes han recibido antes este honor. La Patria puede contar con nosotros. Seguiremos entregándole lo que mejor sabemos hacer: bailar, cantar, componer, pintar, escribir, fotografiar, captar las imágenes en movimiento, enseñar los secretos del arte en las comunidades, contribuir a enriquecer, a proteger, el espíritu nacional, la paz, el socialismo. Pero que el enemigo no se confunda: la Réplica del Machete de Máximo Gómez, desde hoy, en nuestras casas, será un aviso, una señal de que pertenecemos a ese ejército indoblegable de pueblo que derrotó a los imperialistas en las arenas de Playa Girón.

Nuestro Comandante invencible completó la consigna de nuestra historia más reciente de esta manera: “Para cada uno de nosotros, individualmente, la consigna es: ¡Patria o Muerte!, pero para el pueblo, que a la larga saldrá victorioso, la consigna es: ¡Venceremos!” Muchas gracias.

Visto 659 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar