lunes, 14 octubre 2019, 03:16
Martes, 30 Abril 2019 05:41

CRÓNICAS BIEN CORTAS: Cincuenta y tres desfiles y una bandera

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Mario dejó de participar en solo dos desfiles del Primero de Mayo: cuando estuvo de misión internacionalista en Angola. Su esposa no quiere dejarlo ir a desfilar este año, pero él dice que irá…

«No quiero que me hagas una foto, no quiero que pongas mi apellido, parecería que estoy dando esta entrevista para hacerme propaganda; solo pon que yo he desfilado cincuenta y tres veces en la Plaza de la Revolución y que siempre he ondeado esta bandera, que me la cosió mi madre».

Mario tiene 77 años y algunas tardes mucho dolor en la espalda: «Ya no soy el que fui. Llegué a La Habana cuando era un muchachón. Vine de Holguín, a trabajar en una fábrica. Y cuando decidí venir, mi madre me regaló un par de zapatos y la bandera, que la hizo con telas de una cortina. Dime si no está bonita… Con esta bandera desfilé la primera vez y con esta misma voy a desfilar el miércoles».


Julia, la mujer, tampoco quiere fotos. Ni quiere que Mario vaya a la concentración. «Que vea el acto por la televisión, ya se ha ganado ese derecho. Solo se da cuenta de que es un viejo cuando la dichosa espalda no lo deja caminar».


Mario se encoge de hombros. «Ese es un dolorcito que va y viene. Por la madrugada nunca me duele, así que me voy con otros retirados».


Julia lo da por incorregible: «El miércoles a las tres de la mañana ya va a estar de pie, tomando café. No hay nada que hacer. Solo te voy a decir una cosa, sin que me escuche: esa bandera no es la que le cosió la madre, esa se perdió cuando él estaba en Angola. Esa se la cosí yo en el 76. Y soy tan buena costurera, que ni cuenta se dio».

Visto 761 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Mayo 2019 09:39

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar