sábado, 29 febrero 2020, 05:45
Jueves, 09 Agosto 2012 04:56

Primer entrenador: «Dayron Robles no está acabado» Destacado

Escrito por  AIN
Valora este artículo
(11 votos)

Miguel Martínez Amelo, el primer entrenador de Dayron Robles Planas, subrayó en esta ciudad que su exdiscípulo no está ni remotamente acabado, pese a quedar sin medalla en Londres.

Miguel Martínez Amelo, el primer entrenador de Dayron Robles Planas, subrayó en esta ciudad que su exdiscípulo no está ni remotamente acabado, pese a quedar sin medalla en Londres.

Dayron cumplirá el 19 de noviembre 26 años, y entre esa edad y los 28 alcanza su plenitud el vallista corto, aseguró a la AIN este licenciado en Cultura Física, bajo cuya tutela estuvo entre 1997 y 2002 el hoy recordista mundial y monarca olímpico de los 110 metros con vallas en la anterior cita de Beijing.

Es cierto que no pudo defender su cetro en los actuales Juegos Olímpicos, pero a mi entender, una de las causas fue haber topado muy pocas veces con sus rivales de hoy, subrayó Martínez.

En opinión del entrevistado, en su expupilo debe estar influyendo negativamente la falta de concentración mucho más que las lesiones sufridas en los últimos tiempos, ninguna de las cuales ha sido grave, como lo prueba el hecho de no requerir intervención quirúrgica.

Los 110 metros con vallas es una competencia muy técnica, y la técnica le sobra a Dayron, precisó el hombre gracias al cual el bólido guantanamero fue campeón pioneril, escolar y juvenil en esa especialidad, cuando todavía habitaba en la Villa del Guaso.

Especificó que a los 15 años saltó 1,91 metros en altura, y llegó a los siete en longitud, y que él nunca había tenido antes en sus manos a un adolescente con tanta versatilidad y convicción de seguir adelante.

Robles Planas llegó a la Villa del Guaso a los tres meses de nacido, procedente de Isla de la Juventud, y fue la entrenadora Milagros Savigne Constanten, de la escuela primaria 2 de Diciembre, la primera en apreciar sus condiciones físicas, biotipo, disciplina e inteligencia.

Estuve unos meses con él y enseguida se lo llevé a Martínez, cuando me di cuenta de que tenía en mi poder a una piedra sin pulir, que se desenvolvía también en salto y en otras disciplinas y quería dejar una huella en las pistas, declaró la exatleta, quien brilló nacionalmente en los 100 metros con vallas.

Al igual que su colega, la «descubridora» del aún joven y prometedor vallista exhorta a no retirarle la confianza ni el aplauso, para contribuir a que cumpla la difícil tarea de renacer de sus reversibles fracasos y proporcionar nuevas glorias a su patria.

Estoy segura -afirmó- de que esto, más que una caída, ha sido para Dayron un resbalón, y él ya está en pie de lucha para vencer los obstáculos.

Visto 6691 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Agosto 2012 13:41

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar