jueves, 14 noviembre 2019, 07:32
Martes, 04 Junio 2019 05:00

Balonmano cubano y el prestigio rescatado con presencia mundialista

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

Toca hablar de Balonmano. Se impone con una lógica implacable tejida a fuerza de goles y la clasificación a dos Mundiales de la disciplina.

Y es que Cuba, como desde hacía más de una década no sucedía, vuelve a colocarse en la palestra, como nación dominante en el área de Norteamérica y el Caribe.

Los Juegos Panamericanos de Lima acechan con inminencia incuestionable. El último recuerdo de preseas en estas instancias corrió a cargo precisamente del elenco femenil en Río de Janeiro 2007, cuando se vistieron de bronce.

Hay elementos, algunos empolvados en el recuerdo, otros más frescos, como parte de diversas políticas que no se pueden obviar:

1-    Nuestras escuadras de balonmano, vieron interrumpidas, o prácticamente echados por la borda ocho años de trabajo. Hablamos de que el no poder asistir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2002, y Mayagüez 2010, nos privó de mantener esa presencia decorosa, o al menos roce competitivo, con las principales potencias del hemisferio.

Acá también incluyo los torneos Panamericanos élite (cabe destacar que el balonmano a nivel de América y también en el resto del planeta, posee dos divisiones, que agrupan a las selecciones nacionales, según su nivel cualitativo y calidad probada sobre la cancha.

La dinámica funciona de la siguiente manera. Mostrarte en la cita multideportiva centrocaribeña y ser ocupante del podio de premiaciones en ella, algo para nada complejo tomando en cuenta el aval de nuestros elencos, te permite dar el siguiente paso, que significa asegurar presencia en los Juegos Panamericanos.

2-    Ese ostracismo, la incertidumbre, años de trabajo y desarrollo de varias de nuestras principales figuras en uno y otro sexo perdidos, se convirtieron en una razón poderosa para que  no pocos abandonaran el barco y probaran su talento en Ligas profesionales y otras latitudes. Por consiguiente, el fenómeno de “desangre” vivido por este deporte comenzó a ser similar en fuerza al del béisbol y el voleibol. Baste mencionar los ejemplos de Rafael Capote, y Pavón, por solo citar algunos…

3-    Las limitaciones asociadas a estrechez económica incluso llevaron al balonmano a salir por período de más de dos años del cauce natural de desarrollo en la pirámide del Alto Rendimiento, viéndose forzado a migrar hacia diferentes provincias y por consiguiente diluirse un tanto el rigor en materia de preparación y rutinas de team work, así como también limitándose las oportunidades de roce interno.

4-    Como un aliciente y luego de que en 2013 se aprobara la política de contratación a deportistas cubanos en el exterior fue que varios de nuestros balonmanistas tuvieron la posibilidad de tomar un segundo aire. Francia, Portugal y España comenzaron a posicionarse como nichos de crecimiento para los jugadores antillanos y se mantienen hasta hoy día.

De hecho, en la cita multideportiva centrocaribeña de Barranquilla 2018 una de las demostraciones más sólidas en disciplinas colectivas la dio justamente el balonmano masculino. Crucial en ese sentido resultó la certera conducción del experimentado Guillermo Corzo, único que alineó como parte de una política dirigida a formar una selección unificada.

Consideramos necesaria esta radiografía profunda y volvemos ahora a donde todo comenzó: la felicidad de ver a dos selecciones de balonmano retornar a la palestra mundialista, con clasificaciones ganadas a sangre y fuego en la duela, traducidas en coronación en ambos torneos NORCA y que hacen pensar en la posibilidad de retornar al sendero de preseas en Juegos Panamericanos.

No será una panacea. En el sector varonil habrá huesos con experiencia en el último certamen del orbe, curtidos. Uno de la magnitud y prestancia de Brasil y otro en calidad de potencia emergente como Chile. Tampoco merecen ser descartados los representativos de Argentina, República Dominicana, Estados Unidos y Puerto Rico.

Quizás parezca un tanto menos rocoso el panorama para las chicas. Igualmente las auriverdes pintan como el escollo más infranqueable, pues recientemente las de la Mayor de las Antillas doblegaron a estadounidenses y quisqueyanas, dos buenos avances en materia de rendimiento.

Albicelestes y chilenas no deben caer en el plano del menosprecio.

De cualquier manera Lima pudiera y de seguro se verá, como un puente trazado entre la élite de América y la urgencia de volver a codearse en la medida de lo posible con los mejores combinados del planeta.

Tocará sin duda alguna seguir demostrando su madera y lograr que cada acción que se ejecute sea para bien de la disciplina y garantía de posibles performances en un futuro no lejano.

Visto 620 veces Modificado por última vez en Miércoles, 05 Junio 2019 04:28

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar