martes, 20 agosto 2019, 02:22
Martes, 11 Junio 2019 00:19

Reinier Mejías y Roberto Janet: Buenas noticias, con los pies en la tierra

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSi
Valora este artículo
(2 votos)

Entre lo más significativo de este este viernes en el Memorial Barrientos estuvo el uno dos de los martillistas Reinier Mejías (75.32 mts) y Roberto Janet (74.17).


Entre lo más significativo de este este viernes en el Memorial Barrientos estuvo el uno dos de los martillistas Reinier Mejías (75.32 mts) y Roberto Janet (74.17), sobre todo porque tales registros, sin pecar de soñadores, los pone en la palestra de cara a la posible discusión de preseas en los Juegos Panamericanos de Lima.

Las sensaciones de ambos fueron de satisfacción respecto a sus marcas, además de haber relegado al mexicano as y recordista centroamericano en Barranquilla, Diego del Real (71.45) a la tercera plaza. Sucede que no se acercaban a esos resgistros desde hacía buen tiempo: Mejías desde el 2013 no superaba los 75 metros; y Janet venía saliendo de una primera etapa de temporada 2019 plagada de lesiones.

Ambos pormenorizaron sobre su estado actual y perspectivas a CubaSí:

Reinier Mejías: «Lo primero es elogiar la preparación, que ha sido bastante buena. El disparo de 75.32 me impactó un poco, pero sabía que podría lograrlo. El año pasado terminé con 74.95 y la plata de Barranquilla (73.28).

Hoy poder derrotar Roberto y yo a Diego del Real también estimula».

¿Qué pudo haber incidido en un período tan prolongado sin rebasar la barrera de los 75 metros? ¿Virtudes como martillista?

«Como martillista mis potencialidadesse concentran en la técnica y la rapidez, la velocidad del giro, como me desplazo en el círculo. Mi secuencia consta de cuatro vueltas.

De cara a los Juegos Panamericanos debo ir puliendo la reacción de los brazos y por ende el atrazo del implemento, que en ocasiones se me queda detrás. Espero que mejorando eso, pueda seguir elevando mis resultados», aseveró el atleta de 28 años, y captado en el 2006 al equipo nacional.

Dueño del récord nacional cadete y juvenil, Mejías asegura que este pudiera ser el año de su escalada al podio de citas multideportivas continentales. Ese es su propósito individual además de colarse entre los ocho finalistas en el Mundial de Doha, a la vuelta de fines de septiembre.

Algo difícil pues en la élite de la modalidad existen seis-ocho martillistas con registros que frisan los 80 metros.

En esos años sin llegar a los 75 metros se conjugaron errores técnicos, falta de concentración derivada de eso, y alguna molestia, pero no severa por suerte”, acotó el martillero de 1.81 metros de estatura y 101 kg en peso competitivo.


Roberto, el consagrado plusmarquista

Roberto Janet dijo que celebraría ese resultado. Si bien no se acerca a sus 78.02 metros cimeros y que además constituyen récord para la competición, rompió el hielo con un registro aceptable, luego de estar acechado por lesiones e interrupciones en su proceso de puesta en forma.

«Estoy muy contento con el resultado a pesar de todos los inconvenientes que se me presentaron. Tuve una primera parte de la temporada muy mala, sin entrenar casi. Las severas molestias en mi rodilla izquierda me llevaron a ponerme células madres, me incorporé a los entrenamientos en enero con muy poco tiempo para competir en la Copa Cuba.

Hemos ido mejorando poco a poco. Este resultado es bueno, pero sabemos que es insuficiente para disputar medallas en Lima. Es el comienzo y todavía tenemos dos meses para mejorar de un metro y medio a dos. Luego tocaría estabilizar para pensar en un segundo momento del mundial de Doha.

Hay que señalar que hace poco más de un mes cambiamos de entrenador. Ha sido una planificación diferente, pero la hemos asimilado muy bien. Pensamos que de aquí a Lima la evolución continúe».

¿El aspecto físico?

«Perfecto. La rehabilitación de la rodilla ha marchado muy bien. Pude completar mi secuencia sin molestia alguna y me siento entero. Técnicamente en este tiempo buscaré mi coordinación y elevar la rapidez.
Todavía eso resta. Aumentar velocidad, fuerza y acercarme a mis parámetros con el martillo pesado de 8 kilogramos. Con él mi mejor marca es de 73 metros y ahora mismo estoy en 68. Aún puedo mejorar con él y el rango de diferencia luego cuando baje al normal es de cerca de cinco metros.

Pegándome a 71 estaría luego sobre 76, eso me colocaría en la pelea.

Respecto a mi peso ideal competitivo oscila entre 105-110 kg. Ahora mismo estoy en ese entorno, pues competí con 108 kg. La filosofía es trabajar sin interrupciones. Con énfasis en el fortalecimiento de los tejidos, tendones, mentalizarme, que nada me pueda afectar».

¿La rivalidad con Reinier, Diego y los otros martilleros sólidos de América?

«Esos son motores impulsores que te dan fuerza para seguir luchando. Con Reinier, él es amigo mío. La rivalidad de nosotros dura los seisw lanzamientos de la competencia y estar en la jaula. De ahí en fuera somos hermanos, lo compartimos todo.

De cualquier manera, La Habana no cabe en Guanabacoa. Lo ideal sería hacer el uno-dos en Lima. Habrá que esperar a ver qué pasa. Ambos queremos, como se dice en el argot popular, llegar y meter el hierro».

Para tener una idea de por dónde andan los tiros, el polaco Pavel Fajdek (80.03 metros) es el puntero del ranking anual. Huesos duros a este lado del Atlántico están el estadounidense Sean Donelly, el chileno Gabriel Kehr (76.42), Del Real (75.65), y los también norteños Rudy Winkler (75.61),  y Daniel Haugh (75.55).

Dura se presagia la pelea. Esperemos a ver qué pueden hacer los nuestros en ese entorno.

Visto 464 veces Modificado por última vez en Miércoles, 12 Junio 2019 04:33

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar