sábado, 14 diciembre 2019, 16:30
Viernes, 14 Junio 2019 04:02

Taekwondo rumbo a Lima: La ardua tarea de colocar patadas de oro

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
José Ángel Cobas es una sólida carta de triunfo del Taekwondo cubano rumbo a Lima. José Ángel Cobas es una sólida carta de triunfo del Taekwondo cubano rumbo a Lima. Calixto N. Llanes

El Taekwondo cubano es uno de esos deportes que constantemente desafía adversidades y apela a subterfugios para lograr sus objetivos. A juzgar por nuestras realidades es una disciplina que se ha desarrollado prácticamente de “laboratorio”.


De cara a los Juegos Panamericanos de Lima, tal panorama no ha diferido, amén de que Rafael Alba y José Ángel Cobas, nuestras dos principales cartas de triunfo, se hallen en una base de preparación en Mallorca, una especie de campamento Internacional al amparo del otrora estelar José Antonio Ramos.

Una mirada a Toronto arroja que en esa edición pese a la marea de escollos dominamos la disciplina con tres títulos y par de bronces. Estados Unidos (3-0-2) nos igualó, y México (2-4-1), principal potencia de modo inobjetable en el área ancló tercero.

Para encarar la lid en suelo peruano, el escenario difiere mucho respecto al de hace cuatro años.
De inicio no inscribiremos atleta alguno en el Poomsae, (especie de exhibición semejante a la Kata y que se disputa en individual femenino y masculino, par y equipo), cuatro títulos cedidos del total de 12 en disputa, y que casi seguro quedarán en poder de los aztecas.

Precisamente los mexicanos se perfilan como los ganadores del deporte, pues además, al decir del comisionado nacional Iván Fernández deben imponerse en al menos dos divisiones en la modalidad de combates.

Las restantes países con cartel de potencias son Brasil (un elenco joven pero muy fogueado y aguerrido), capaz de disputar al menos otras dos coronas; Estados Unidos y Canadá, que poseen individualidades capaces de pugnar igualmente por uno o dos vellocinos.

Cuba en semejante marejada

 El profe Iván explicó el agreste camino recorrido por nuestros taekwondocas para llegar en forma óptima a los Panamericanos:

“Se competirá con Sistemas Electrónicos DAEDO GEN 2, con el cual no hemos podido ni entrenar ni modelar combates, por causa del Embargo Económico, el cual imposibilita la adquisición de esa tecnología en el mercado. Tampoco nos ha permitido evaluar, de manera adecuada, la dirección del rendimiento deportivo Táctica de Combate, de una manera eficiente.

A excepción del peso completo en los hombres, (+80kg), donde Alba aparece en el puesto 15 del escalafón universal con ningún otro atleta está rankeado como para ser sembrado en sus respectivas divisiones, lo cual les deparará complejos sorteos. Algo que ya nos afectó en nuestras ambiciones con determinados atletas en Barranquilla.

Aparecen actores de mucho cuidado, de países potencias económicas que apoyan y en donde existe historia de desarrollo del taekwondo, como son Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, el propio Perú en la modalidad de Poomsae, además de su condición de sede y que igualmente han venido participando en un importante número de eventos a nivel internacional, sus atletas están mejor rankeados que los nuestros por lo que obtendrán mejores posiciones en los sorteos y quizás transitar por el organigrama hasta la discusión de medallas de una manera más cómoda”, argumentó el federativo.

Con todo y los inconvenientes destacó que nuestros efectivos poseen opciones reales de disputar tres coronas. A Rafael Alba y Cobas, pudiera sumarse la novel Arlettys de la Caridad Acosta Herrera (67), pues en su peso la hegemonía no está tan bien perfilada y varias contendientes poseen el mismo nivel.

En pos de conseguirlo se han establecido en esta última etapa en Costa Rica bajo condiciones ideales de entrenamiento.

“De cara a Lima el nivel de preparación de todas las potencias del continente ha sido muy diferente al de otros ciclos anteriores, entiéndase muy superior, plagada de resultados entre la élite. Hablamos de que el mexicano Brandon Plaza (58 kg) con 18 años ha demostrado su calidad en varios torneos. Allí están igualmente Carlos Navarro y César Rodríguez, el argentino Lucas Guzmán y el brasileño Paulo Melo.

Alba es nuestro principal exponente no solo hacia Lima sino también a largo plazo buscando el metal que le falta a sus vitrinas en Tokio 2020. Cobas ha hecho una excelente preparación, y está mucho más crecido como competidor, ha ganado en madurez psicológica y está convencido de que puede.

En las niñas confiamos muchísimo en Yania Aguirre (49 kg), finalista en el fortísimo abierto de Dominicana. Eso no le asegura la presea dorada. Pronosticar es parecerse a un oráculo.

La que participe en los +67 kg, la división a mi juicio más cruenta del femenino en América, pues cuenta con la mayor cantidad de atletas bien ubicadas en el ranking:

México posee a María Espinosa (7ma-320.42 unidades) y Briseida Acosta (8va-278.67); Estados Unidos cuenta con Jackie Galloway (9na-218.92) y Madelynn Gorman-Shore (11-213.18); también hallamos a la dominicana Katherine Rodríguez (22-133.31); la brasileña Raphaela Galacho (29-109.21); la canadiense Nathalie Iliesco (30-108.64); y la boricua Crystal Weeks (32-100.77), todas con sobrado kilometraje y palmarés. Además de un nivel bastante parejo.

En el caso de Crystal, ha doblegado en los últimos dos enfrentamientos a Glenhis, que aún disputa su puesto con la talentosa santiaguera Yamitsi Carbonell.

Taekwondo rumbo a Lima. La encrucijada de tres títulos y la efectividad de nuestras patadas voladoras.   

Visto 546 veces

Comentarios  

 
#1 Ramon 14-06-2019 19:40
No entiendo ese sistema electronico que dice el Comisionado que nos falta y sin el cual no se puede valorar bien los entrenamientos etc que aparato es. Porque si eso se trata por ejemplo del Peto electronico, yo pense que asistiendo al Campeonato Mundial iban a susministrar al equipo nuevos Petos de ese material tan necesario para competir en la actualidad.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar