martes, 12 noviembre 2019, 13:15
Sábado, 29 Junio 2019 04:09

Psicología deportiva: El peso mental de cada medalla o rendimiento

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
Los psicólogos asesoran durante el Memorial Barrientos al velocista Reynier Mena Los psicólogos asesoran durante el Memorial Barrientos al velocista Reynier Mena del autor

Comprender la psiquis humana siempre ha sido un elemento harto difícil, al menos desde mi perspectiva.

Imaginen cuántas variables debe conjugar un deportista para materializar un rendimiento, obtener una presea o más aún, convertirse en campeón.

Hablamos de desterrar demonios, colocar en una misma línea sus capacidades físicas con predisposición al escenario competitivo, desafiar pre-arranque y cualquier elemento que sencillamente los supere o abrume.

Con César Montoya me unen lazos de amistad fuertes desde tiempos de la Universidad. Fuimos rivales y hemos compartido en el mismo elenco de baloncesto durante los Juegos Caribe. Ahora, la profesión me dio la posibilidad de comprender un poco más lo influyente del componente psicológico en la carrera del deportista, gracias a su trabajo y el del equipo de cuatro psicólogos que complementan el atletismo. Una disciplina que por cierto, demandará de claridad total y psiquis fuerte en aras de conseguir en los Juegos Panamericanos de Lima algún título más que los tres proyectados en el propósito competitivo.

Al frente de esa área en el Estadio Panamericano, master en Ciencias, subdirector del área de Psicología del Instituto de Medicina Deportiva, y con un sólido quehacer con los atletas de pruebas combinadas en el Deporte Rey, además de con varias otras disciplinas, accedió a pormenorizar sobre esa variable con CubaSí:

“En las pruebas combinadas el factor mental es crucial, partiendo como base de que se trata de diez eventos, dos días de competencias, y el hecho de que un día a otro, e incluso entre pruebas puede incidir considerablemente en el comportamiento del atleta. Por eso consideramos fundamental la capacidad recuperativa, no solo de la exigencia física, sino también de un descalabro mental, derivado de una prueba que no se comportó todo lo bien que tú esperabas.

Inmediatamente viene otra y rumear o arrastrar errores en el cerebro de algo anterior, puede comprometer un rendimiento global.

Todo cuenta en la disposición del atleta, ganar en lo relacionado con la recuperación activa. Pasa por tener una sólida estructura mental de la tarea. No solo pasa por tener buenas pruebas y otras que no lo son tanto, entonces hay que hacer una racionalización de los esfuerzos para invertirlos en aquellas en las que tengas mayores posibilidades y puedas sacarle mayor provecho, incluso jugando con la tabla de puntuación.

La estrategia mental es primordial a la hora de dosificar o desplegar mis capacidades en aras de limitar el desgaste. Hablando puntualmente de los casos que estamos trabajando Yorgelis Rodríguez, una atleta de élite, con condiciones y calidad probada, está atravesando una etapa recuperativa tras su intervención quirúrgica, ya está incorporada totalmente a los entrenamientos pero no ha competido…

Pese a las adversidades es una atleta de extraordinaria fortaleza mental, su caracterización y desarrollo de cualidades volitivas como perseverancia, concentración, resistencia, y sobre todo una claridad enorme en los objetivos que se han trazado ella y su entrenador de cara a Lima y el Mundial. De ahí que se mantenga con opciones reales de reeditar su título de Toronto. No constituye una preocupación, pese a que debe manejar la presión de no haber competido previamente, apoyada en la confianza y comunicación que posee con su entrenador Gabino Arzola…

En el caso de Leonel Suárez, es un atleta longevo, con trayectoria larga, acercándose al final de su vida deportiva activa, pero con una hoja de resultados impresionante en citas del orbe y Juegos olímpicos. Todo esto ha provocado un desgaste físico acumulativo, además de lesiones que viene arrastrando como la calcificación de sus talones. Recientemente culminó cuarto en el Challenge de Talence, Francia con acumulado de 7 965 ptos y el cuarto escaño.

La esencia era demostrar que todavía tiene combustible en el tanque, probarse y culminar un decatlón de nivel, algo que desde Barranquilla no conseguía.

Nadie pone en duda la capacidad mental de Leonel, su maestría y aptitud para reponerse de las reiteradas lesiones sufridas durante su carrera. Es un atleta aguerrido, capaz de concretar sus resultados más loables en las competencias fundamentales.

No podemos dejar de mencionar a Bryander Rivero, decatlonista en ascenso, pero que tiene que mentalizar cómo quiere dar el salto al primer nivel, más allá de la grata impresión que dejó en Barranquilla. Se trabaja para que pula algunas herramientas sobre cómo enfrentar determinadas pruebas como el lanzamiento del disco. Su extroversión lo ha llevado a enfrentar el reto elevando de manera desmedida la excitación. Hemos trabajado sobre el control y la modulación de la misma. Le ha dado algunos dividendos positivos en ese evento, la altura y la jabalina.

Adriana Rodríguez (6 293 en la Copa Cuba y 6 004 en Gotzis) ha comenzado a tener resultados. Posee un talento extraordinario, lidera más de una prueba acá en la preselección nacional. Por sus condiciones puede ser en este momento la mejor velocista del equipo nacional y la mejor saltadora de longitud.

Es un talento, pero pensamos que tiene que cultivar y consolidar herramientas desde el punto de vista psicológico. Precisamente uno versa sobre la capacidad para reponerse de un desliz, cultivar un poco más esa motivación que genera la búsqueda de logros o algo extraordinario. Creerse que puede ser grande. Es una atleta muy disciplinada y comprometida, pero a la vez introvertida considerablemente. En su caso hablamos de madurez tanto competitiva como en lo concerniente a su personalidad”.

Pensando en un año bien duro y ampliando el espectro hacia los demás eventos del Campo y Pista, ¿cómo se ha venido trabajando?

“Los multiplistas se enfrentan a situaciones de tensión considerable de una manera más espaciada, debido a la exigencia de sus eventos. En el caso del resto de las modalidades, estamos trabajando de conjunto el grupo de cuatro psicólogos (saltos, carreras y lanzamientos). Estamos intentando contribuir al rescate de ese prestigio, el licenciado Abel Lláñez (saltos), el licenciado Ricardo Fábregas Reyes (lanzamiento), y la master Lariel López Rodríguez (carreras).

Quiero significar que todos estamos imbuidos en los estudios de caso, independientemente del área en cuestión. Siendo así, existe la posibilidad de inter-confrontar los mismos y hacer entrega en caso de no poder estar físicamente uno de nosotros en alguna base o evento. Ese elemento asegura la presencia en todos los momentos de la preparación de al menos uno de nosotros, pues no es secreto que a la hora de asistir a eventos múltiples, la cuota de psicólogos se reduce, por razones asociadas a variables económicas, y por consiguiente nuestro trabajo in situ crece, se diversifica, y hasta difiere del tratamiento que asumimos casuísticamente durante la cotidianeidad.

Hablamos de un componente definitorio y crucial. La ruta es larga hasta el Mundial de Doha, pero la competencia fundamental la constituyen los Juegos Panamericanos. Hemos dividido todo el proceso en dos estructuras, la segunda de ellas culminaría con la cita de Lima. Como conocen en la primera etapa se sentaron las bases para salir a consolidarlo en la segunda. Clarificar lo que se persigue.

Como decía Lláñez se ha insertado un equipo de mucha valía en materia de medición, como lo es el Fickler o Fatis-test (test de fatiga), el cual a través de la frecuencia crítica de pulsión ocular ofrece información sobre el nivel de activación cortical que manifiesta el atleta con posterioridad a una carga de trabajo.

Eso permite acceder a su nivel de fatiga si lo hubiera, y en consonancia con el mismo realizar las recomendaciones para las correcciones necesarias durante la preparación. El equipamiento complementa nuestro trabajo.

Otro equipo que hemos explotado con éxito es el bloque de arrancada, para evaluar el tiempo de reacción al disparo, relacionado con el foco de atención a la misma, crucial y determinante en una parte del éxito, fundamentalmente en pruebas de velocidad como 100 y 200 metros, además de contribuir a evitar arrancadas en falso”.

Es lógico y natural que los atletas jóvenes precisen más apoyo y trabajo sobre el componente psicológico. Hablamos de que muchos de los que incursionarán en Lima serán debutantes.

Lariel  López Rodríguez, estrechamente vinculada con el área de carreras precisó que en el caso de los atletas de la misma, desde el inicio de las confrontaciones una variable adquirió considerable peso: los motivos competitivos, y el establecimiento de escalas, a tono con cada evento. “Se trata de intervenir buscando un balance relacionado con la expectativa de éxito-autoeficacia.

Hemos evaluado progresivamente y caracterizando cada atleta en pos de mejorar ese balance.
¿Cómo? Con la estructuración mental de la carrera, su relación con los elementos técnicos y distribución de los esfuerzos, para enfocarnos cuando adquieran un mayor nivel, en mentalizar con ellos lo que se espera lograr en Lima”.

En el caso de la velocidad, ¿no pudiera antojarse un arma de doble filo semejante rivalidad?

“Pudiera suceder, pero lo hemos trabajado para que se convierta en una fortaleza y ha sido muy positivo. Independientemente de que ellos poseen características psicológicas diferentes a tono con su personalidad y demás elementos asociados a la psiquis, trabajan en grupo y en consonancia el nivel colectivo ha crecido. Paralelamente se han trabajado elementos como la arrancada, la aceleración y adquisición de velocidad máxima.

Están muy focalizados y los motivos competitivos en su caso se hallan fijados por encima del resto. Disfrutan esa competitividad y el crecimiento sobre la base de una rivalidad sana. Es un trabajo que no se puede descuidar”.

Componente psicológico, resultados competitivos, reto fundamental y supremo en Lima. Cómo se esculpe un campeón imbricando las virtudes del cuerpo y la fuerza de la mente. El campo y pista ha sido radiografiado, pero muchos indicadores son aplicables y coexisten en las restantes disciplinas deportivas.

Visto 864 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar