domingo, 08 diciembre 2019, 11:29
Lunes, 29 Julio 2019 19:38

Libia: laboratorio para nuevas tecnologías militares, alertan en ONU

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Libia es ahora un laboratorio de experimentación de nuevas tecnologías militares, y esto se desarrolla con la complicidad de algunos gobiernos foráneos, advirtió hoy el enviado especial de la ONU para ese país, Ghassan Salame.


En su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU por medio de video conferencia, ofreció detalles de la complicada situación en ese territorio africano, donde aumentan la violencia y los enfrentamientos.

Los libios están luchando las guerras de otros países, y si no se cuenta con la cooperación de todos los Estados, el conflicto seguirá en ascenso, recalcó.

Esta nación aparece como un 'terreno fértil' para la organización terrorista Estado Islámico y más, cuando elementos extranjeros siguen entregando armas tanto a las partes en conflicto como a los grupos extremistas, indicó.

Ante tal escenario de inseguridad, agregó, la Unsmil tuvo que reducir su presencia, pero se mantendrá en el terreno para prestar ayuda a los civiles.

También se refirió a los escasos fondos para asumir esas tareas, pues solo se cuenta con un 30 por ciento del financiamiento solicitado.

Debido a los ataques, está dañada la infraestructura básica para brindar servicios de agua y electricidad, y está en riesgo la producción petrolera, detalló.

Además, la situación de conflicto ha limitado a las autoridades de atender las necesidades básicas de la población, señaló.

Poner fin a la guerra en Libia no es algo que se puede posponer una y otra vez, subrayó, es necesario tomar acciones cuanto antes, entre ellas, evitar el comercio ilícto de armas y luchar contra el tráfico de personas y drogas.

La propuesta para restablecer las negociaciones políticas debería ser el punto de partida para poner fin a una guerra en torno a los recursos, en la cual se registran serias violaciones a los derechos humanos, apuntó Salame.

Asimismo, destacó la delicada situación de los migrantes y refugiados, que son blancos de ataques, como el que ocurrió recientemente en un centro de detención para esas personas.

Lo más descorazonador, dijo, es que se habían compartido las coordenadas de esos lugares para evitar agresiones allí. En la actualidad, la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (Unsmil) tiene un plan para ir cerrando de forma organizada y paulatina todas esas instalaciones.

En ese sentido, el jefe de la Unsmil pidió a los países europeos que respondan a los llamados del secretario general de la ONU, António Guterres, a examinar sus políticas referidas a la migración.

Ni los centros de detención de refugiados y migrantes, ni las instalaciones médicas ni la infraestructura civil pueden ser blancos de ataques, tales agresiones no pueden quedar impunes, resaltó.

El conflicto armado en Libia no muestra signos de disminuir, la guerra desatada estos meses alrededor de Trípoli dejó casi mil 100 muertos, incluidos más de 100 civiles, informó.

Aumentan los desplazamientos, muchos cruzan la frontera y hay miles de civiles afectados en la primera línea de combate, pero las partes ignoran solicitudes de distención, continuó Salame.

Por el contrario, el alcance geográfico de la violencia se amplió, se incrementaron los ataques aéreos y hay más reclutamiento y uso de mercenarios extranjeros: todavía las partes en conflicto creen que pueden lograr sus objetivos por medios militares, lamentó, y siguen incitando a la violencia.

Libia está sumida en el caos y la violencia desde 2011, cuando una intervención militar de la OTAN propició el derrocamiento y asesinato de Muamar el Gadafi.

Visto 347 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar