sábado, 16 noviembre 2019, 19:12
Miércoles, 28 Agosto 2019 04:35

Limbo español: Podemos insiste, Sánchez se resiste

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

La derecha se afila los dientes en España, tras mantener el presidente en funciones, Pedro Sánchez, su posición de no aceptar un gobierno de coalición del PSOE con la organización de izquierda Unidas Podemos.


La derecha se afila los dientes en España, tras mantener el presidente en funciones, Pedro Sánchez, su posición de no aceptar un gobierno de coalición de su Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con la organización de izquierda Unidas Podemos, lo cual ya impidió la investidura en anterior ocasión.

Por lo pronto, Sánchez ha logrado el apoyo de cuatro pequeños partidos y anunciado que ya tiene formado el gabinete para su nuevo gobierno, al tiempo que, aunque no se dice mucho, se mantiene obediente al deseo monárquico de evitar que algún miembro de la izquierda española integre la maquinaria gobernante.

Si el 23 de septiembre entrante no hay un presidente investido, el rey disolverá las Cortes y el 24 se convocan las elecciones para el 10 de noviembre, las cuartas generales en menos de cuatro años, tras los comicios de diciembre del 2015, junio del 2016 y abril de este año.

En caso de repetición electoral, la precampaña se prevé larga con todos los partidos y su maquinaria electoral, más que preparada para iniciar una nueva batalla que parece no tener fin, y en la que puede sacar dividendos una derecha unida.

Para tratar de evitar esto último y hacer que se llegue a un acuerdo, la agrupación Izquierda Unida ha intentado infructuosamente de conversar a puertas cerradas con los dirigentes del PSOE, mientras Podemos pide a la entidad socialdemócrata retomar la negociación, aunque se mantiene en su petición de lograr una vicepresidencia social y tres ministerios.

Desconfianza recíproca

Sánchez asegura que la desconfianza con Podemos es recíproca, pero no tira la toalla para lograr la investidura, considera inviable la coalición y le invita a encontrar otras fórmulas.

En una rueda de prensa, la portavoz de Podemos, Noelia Vera, consideró que están en la misma situación que al principio. "Necesitamos negociar y pactar, porque "es la única alternativa", recalcó, e informó que una vez salvado el "escollo" de que Iglesias estuviera en el Ejecutivo, el gobierno de coalición era posible. Por eso, dice que el PSOE se ha quedado sin excusas para comenzar a dialogar con Unidas Podemos en el punto en el que lo dejaron.

Además, ha recordado que ellos han sido proactivos en agosto con el envío del documento programático y de reparto de competencias. "Tenemos la mano tendida y hay margen, hay que ponerse las pilas y nosotros tenemos los equipos negociadores en marcha", apuntó tras lo cual aseguró que su formación confía en una llamada "en el último momento" de Sánchez para volver a las negociaciones.

Ello suena difícil, aunque no imposible, luego que Sánchez dio a conocer que ya tiene integrado el gabinete que lo debe acompañar, si logra la mayoría parlamentaria que lo invista.

Posible gabinete

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno; Carmen Calvo, vicepresidenta y ministra de Igualdad; Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores. María Jesús Montero, ministra de Hacienda; José Luis Ábalos, ministro de Fomento; Teresa Ribera, ministra de Medio Ambiente; Meritxell Batet, ministra de Administraciones Públicas; Carmen Montón, ministra de Sanidad, y Nadia Calviño, ministra de Economía.

También Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades (el segundo español en viajar al espacio); Dolores Delgado, ministra de Justicia; Magdalena Valerio, ministra de Trabajo; Isabel Celaá, ministra de Educación; Margarita Robles, ministra de Defensa; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.;Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior; Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Màxim Huerta, ministro de Cultura y Deporte.

Por lo pronto, el Partido Popular (PP) busca el rearme con una derecha unida. Los “populares” se preparan ya para la posible repetición electoral y apuntan a una nueva estrategia: quieren unir fuerzas con Ciudadanos con una marca electoral, España Suma, para concurrir en coalición, a imagen y semejanza de Navarra Suma.

El PP trata de convencerles, diciendo que el hecho de que se unan electoralmente no supondría que cada uno pierda "su esencia, su ideología y su proyecto diferenciado", y ponen como faro a seguir el gobierno conjunto de la Comunidad de Madrid.

Visto 1064 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar