lunes, 18 noviembre 2019, 01:41
Jueves, 05 Septiembre 2019 13:52

EE.UU.: Walgreens pide a clientes evitar portación abierta de armas

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

La cadena estadounidense de farmacias Walgreens pidió hoy a sus clientes que eviten portar armas de fuego a la vista en sus establecimientos, una medida ya adoptada por otros vendedores minoristas del país.

Nos estamos uniendo a otros minoristas para pedirles a nuestros clientes que ya no lleven abiertamente armas de fuego a nuestras tiendas si no son oficiales de aplicación de la ley autorizados, manifestó la compañía en un breve comunicado.

Walgreens da ese paso luego de que las cadenas Kroger y Walmart adoptaron una medida similar, luego de varios tiroteos masivos ocurridos en los últimos dos meses en diferentes lugares de la nación.

'Kroger pide respetuosamente que los clientes ya no lleven abiertamente armas de fuego a nuestras tiendas', manifestó hace dos días Jessica Adelman, la vicepresidenta de asuntos corporativos de esa empresa, la cadena de supermercados más grande del país.

Adelman añadió en una declaración que la compañía se une a aquellos que alientan a los líderes electos a aprobar leyes que fortalezcan las verificaciones de antecedentes y quiten las armas a aquellas personas que representan un riesgo de violencia.

También el martes Walmart llamó a sus clientes a no llevar armas de forma abierta a ninguno de sus cuatro mil 700 establecimientos del país o a sus tiendas Sam's Club.

Estas solicitudes se deben a que en la mayoría de los 50 estados norteamericanos es legal la portación abierta de armas de fuego en lugares públicos, incluidos rifles y escopetas.

Walmart, que sí continuará permitiendo en sus tiendas la portación de armas ocultas, dio a conocer que dejará de vender municiones para armas cortas y rifles de cañón corto cuando comercialice todo el inventario actual.

Asimismo, suspenderá las ventas de pistolas en Alaska, el único estado norteamericano donde todavía las ponía a disposición del público.

Está claro para nosotros que el statu quo es inaceptable, dijo el presidente ejecutivo de la empresa, Doug McMillon, en un memorando dirigido a sus empleados, en el cual indicó que los cambios fueron provocados por el tiroteo del 3 de agosto en una de sus tiendas en El Paso, Texas, que dejó 22 muertos, y otros crímenes de ese tipo.

Las diferentes matanzas ocurridas alrededor del país han incrementado las demandas de leyes más estrictas de control de armas, como las que piden prohibir los rifles de asalto, verificaciones universales de antecedentes y elevar a 21 años la edad mínima para adquirir esos artefactos.

Tales exigencias, sin embargo, no son escuchadas por el presidente del país, Donald Trump, y muchos republicanos, que culpan de los tiroteos masivos a las enfermedades mentales y los desvinculan del fácil acceso a las armas de fuego.

Visto 329 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar