martes, 21 enero 2020, 06:32
Miércoles, 02 Octubre 2019 04:33

Devolver la funcionalidad de una institución atípica

Escrito por  Alina M. Lotti
Valora este artículo
(0 votos)


Desde el año 2008 el Centro nacional de rehabilitación para personas ciegas y con baja visión, ubicado en Bejucal, provincia de Mayabeque, se ha visto imposibilitado de cumplir el objeto social para lo cual fue creado el 22 de octubre de 1990 por el líder histórico de la Revolución, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.


cubasi

La fundación de la escuela fue un sueño que Fidel hizo realidad.


Desde ese entonces los sueños de las personas con tal discapacidad se vieron limitados pues el centro —único de su tipo en el país—cerró sus puertas por el marcado deterioro en que se encontraba, sobre todo en relación con las cubiertas y el estado de la carpintería.

El defectólogo José Raúl Baquet, quien labora en la institución desde 1989 y la dirige a partir del 2001, señaló que el proceso inversionista comenzó en el 2012, pero “ha transitado de una forma muy lenta, en lo cual han conspirado muchos aspectos, entre estos el bloqueo de los Estados Unidos contra la Isla”.

alt

Se trata de una institución atípica, adscrita a la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI), donde las personas que, por una u otra razón, perdieron la visión (ese sentido esencial para la vida) encontraban aquí fórmulas y enseñanzas respecto a cómo sobrellevar la rutina cotidiana.

“En la escuela enseñábamos el sistema braille, todo lo relacionado con la orientación y la movilidad; lo referente a las manualidades; era una especie de ayuda para que pudieran nuevamente reincorporarse a la vida social.

“Las consecuencias del bloqueo no solo han impedido la terminación de las obras (todavía faltan por concluir el edificio socio-administrativo, el gimnasio, el comedor, las áreas deportivas, la piscina), y aunque hoy no estamos funcionando como centro, cuando tenemos estudiantes sufrimos el déficit de las máquinas braille y otros recursos imprescindibles para esta comunidad de personas. Además, en estos últimos meses se ha dificultado el trabajo de los constructores por la situación que atraviesa el país respecto al combustible”.

No obstante estas dificultades, la escuela trascendió sus fronteras y, desde hace algún tiempo, sus especialistas comenzaron en las provincias a preparar a instructores con el objetivo de que pudieran llevar a cabo en los territorios lo mismo que ellos en el centro.

Al margen de la situación, Baquet se siente optimista. Sueña con que el año próximo concluyan las acciones constructivas y así contar de nuevo con una escuela nueva, bonita, y funcional, capaz de devolver esperanza y seguridad a quienes las necesitan.

Visto 274 veces Modificado por última vez en Domingo, 06 Octubre 2019 08:46

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar