miércoles, 13 noviembre 2019, 21:11
Sábado, 28 Septiembre 2019 06:57

Juan Miguel Echevarría: Enfoque antes de la final

Escrito por  Harold Iglesias Manresa
Valora este artículo
(4 votos)
Con 8.40 metros, Juan Miguel se mostró superior a sus oponentes en preliminares. Con 8.40 metros, Juan Miguel se mostró superior a sus oponentes en preliminares. IAAF

Transmitió en sus palabras serenidad. Difícil definir a ciencia cierta, redes sociales mediante, cómo se siente Juan Miguel Echevarría horas antes de enfrentar la final de salto de longitud del Mundial de Doha, Catar.

Máxime cuando, por muy fuerte que parezca su concentración y psiquis, la presión de ser el líder de la temporada (8.65), rey de la Liga del Diamante, y uno de los mayores talentos del atletismo universal con apenas 21 abriles pesa para Juan Miguel Echevarría.


Nuestro intercambio en esta ocasión fue breve:

“Todo bien, esperando el momento de la final, -que será pasada la 1 de la tarde hora de Cuba-, la pista es rápida. Nos hemos preparado bien pues llegamos con unos días de antelación y me sentí mucho más satisfecho con mi carrera”, sentenció el camagüeyano que clavó los pinchos en 8.40 metros con solo un intento.

De hecho, ningún otro de los pesos pesados superó los 8.15 requeridos. El que más próximo estuvo fue el estadounidense Jeff Henderson (8.12) entre siete saltadores que igualaron o superaron la barrera de los ocho metros.

Juan Miguel, dueño en la actual campaña de cinco de los diez mejores estirones, saldrá a conquistar el estadio Khalifa International, sede de una cita netamente nocturna. El jamaicano Tajay Gayle (7.89) cerró la docena de clasificados
Pero el saltamontes antillano no fue el único clasificado por la comitiva antillana.

El área de saltos hizo honor a su condición de prestigiosa y vanguardista y nos regaló las presencias en finales de la pertiguista Yarisley Silva (4.60 metros), y los triplistas Jordan Díaz (16.93) y Cristian Nápoles (16.88).

En el caso de los triplistas, únicamente dos sobrepasaron la marca exigida: Pedro Pablo Pichardo (17.38), y Hugues Fabrice Zango (17.17). En el caso de Jordan, de tan solo 18 abriles, si de aspirar a podio se trata en la fecha dominical, deberá pegarse a su tope personal de 17.49; en tanto Nápoles apenas ha llegado hasta 17.21 este 2019, y su cota es de 17.34.

Será una batalla cruenta, pues además de Pichardo y Zango, los nuestros hallarán férrea oposición del tridente estadounidense, con Christian Taylor y Will claye a la cabeza.

Sobresalió acá, la no inclusión entre los 12 agraciados del veterano portugués Nelson Évora, el norteamericano Omar Craddock y el cubano Andy Díaz.

Yarisley continúa demostrando su grandeza en eventos claves. Si bien sus 4.75 metros dorados en Lima, la sitúan novena del escalafón y constituyen e registro global número 22, saca ese extra de campeona y se incluyó en su quinta definición en línea en citas del orbe desde que irrumpiera quinta en Daegu 2011.

Ahora a sus 32 años, Yarita sobrevoló los 4.60 exigidos, necesitando cuatro intentos de forma general: uno para 4.50, dos para vencer 4.55 y luego el del 4.60.

Acá sí lograron el registro las 17 garrochistas más estables o contundentes en las últimas campañas, por lo que la definición será a capa y espada. De ellas, Jennifer Suhr (4.91), y Anzhelica Sidorova (4.86) aparecen con los mejores registros.
Nosotros siempre, porque se lo ha ganado ella misma, le damos un voto extra de confianza a la discípula de Alexander Nava.

También en el plano de la alegría, aunque sin tamaño esplendor y exigida a un sprint final endemoniado, avanzó a las semis de los 800 metros Rose Mary Almanza (2:03.43 minutos). Rose Mary tiene potencial, este año posee un 1:59.04 que de emularlo le podría asegurar su presencia en finales. Eso se sabrá al filo del mediodía. Hablar de podio ya serían palabras mayores, y para materializarlo deberá recordar o mejorar sus 1:57.70 del 4 de julio del 2015 en París.

En otros desenlaces de viernes el estadounidense Christian Coleman hizo honor a su condición de archifavorito en el hectómetro y fue el único capaz de bajar de diez segundos en preliminares (9.98 específicamente).

El cierre con la Maratón femenina, evento que entregó el primer título, pero que fue bien sufrido, pues el 43% de las corredoras abandonó la carrera en algún punto del trazado.

De hecho, fue la prueba más lenta en la historia de 17 ediciones mundialistas. Con todas esas agravantes, derivadas del calor y la humedad relativa imperantes en Doha, se impuso Ruth Chepngetich (2:32:43 hrs). La escoltaron en el podio Rose Chelimo (2:33:46), de Bahréin, y la namibia Helalia Johannes (2:34:15).

Con casi dos millares de atletas, el Mundial de Doha seguirá captando la atención de millones de adeptos al campo y pista. Especialmente por constituir la vitrina previa a los Olímpicos de Tokio 2020. Acompañe a CubaSí en estas jornadas, para conocer incidencias y nuestro punto de vista.

Visto 763 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar