sábado, 14 diciembre 2019, 19:07
Viernes, 04 Octubre 2019 04:30

Zayas, de la mano de Sotomayor, sueña con elevar a Cuba en Doha

Escrito por  Raúl Alejandro Del Pino Salfrán, Enviado especial/PL
Valora este artículo
(0 votos)
Zayas y Sotomayor en Lima 2019. Zayas y Sotomayor en Lima 2019. Foto: Mónica Ramírez

El cubano Luis Enrique Zayas, flamante e inesperado campeón panamericano de Lima 2019 en el salto de altura, espera hoy dar otra sorpresa a su país en la final del Mundial de Atletismo 2019.

'Quiero estar ahí, entre los ocho mejores, y por qué no ganar una medalla', aseguró el atleta natural de Santiago de Cuba, tras firmar el salto de 2.29 metros en la ronda clasificatoria que le incluyó en la discusión de preseas de este viernes y ratificó la excelente forma que mantiene después de su 2.30 en la capital de Perú.

La nación caribeña contará con su primer competidor en una final mundial de salto alto desde que Víctor Moya estuvo presente en Osaka 2007, sin embargo, el nombre más grande que ha dado Cuba y el mundo en esta disciplina responde al de Javier Sotomayor.

Precisamente, esa es una arma valiosísima de la que dispone Zayas para superar a sus contrincantes: el apoyo del conocido como Príncipe de las Alturas, a quien su añejo récord mundial de 2.45, impuesto hace 27 años, lo hacen una de las voces más autorizadas en la materia.

'Tenerlo aquí es un incentivo', aseguró Luis Enrique, aunque también refirió que le debe mucho a su entrenador en Cuba, Juan Francisco Centelles, quien no está presente en Doha.

En un aparte con Prensa Latina, Sotomayor evaluó que 'físicamente lo veo bien, está muy centrado, de la misma forma en que lo hizo en Lima. Yo trato de mantenerlo siempre motivado', añadió.

No obstante, el también campeón olímpico de Barcelona 1992 vaticinó que el ídolo local Mutaz Essa Barshim, 'aunque no ha tenido una gran temporada, debe ser el ganador por la forma en que lo vi durante la clasificación'.

'Ya el resto está en una posición bien pareja, y dentro de ellos está Luis Enrique. Creo que el que logre saltar sobre los 2.32 o 2.33 en su primer intento debe estar entre los medallistas', analizó el Soto, como le llaman popularmente en la isla caribeña.

El plusmarquita universal consideró también que su improvisado pupilo 'tiene que hacer énfasis en su carrera de impulso y en la zona del despegue'.

'Haciéndolo todo bien creo que puede incluirse entre los medallistas, porque no creo que aquí más de tres saltadores superen los 2.35', valoró.

Además de Barshim, otros aspirantes de fuerza al podio son los rusos Ilya Ivanyuk y Mikhail Akimenko, quienes compiten bajo bandera neutral.

Ambos atletas lograron sobrepasar los 2.33 en el actual calendario, una marca también dejada atrás por el italiano Stefano Sottile, quien, sin embargo, se quedó fuera de la final al no vencer la marca clasificatoria mínima.

Visto 734 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar