lunes, 11 noviembre 2019, 20:12
Domingo, 13 Octubre 2019 02:54

Balonmano (f) de vuelta a un Mundial

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

La selección femenina cubana tomará parte el próximo mes en el Campeonato Mundial de balonmano con sede en la ciudad japonesa de Kumamoto, cuatro años después de su última incursión en este tipo de lides.

De entrada es importante que este grupo haya completado el ciclo olímpico, lo que no sucedió en el anterior, además de hacerlo con medallas tanto en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquila-2018 como en los Panamericanos de Lima-2019.

Esto le permitirá cerrar entre los mejores 24 equipos del mundo, suceda lo que suceda en tierras japonesas.

La selección cubana quedó encuadrada en el Grupo A, y jugará la fase clasificatoria ante Holanda, Noruega, Serbia, Eslovenia y Angola, con partidos desde el venidero 30 de noviembre.

El apartado es bien fuerte, pues las noruegas se alzaron con las medallas de plata y las holandesas con las de bronce y acompañaron a Francia en el podio durante la pasada edición en Alemania 2017. Por tanto, no es difícil adelantar que ambos elencos deben estar entre los cuatro clasificados que avancen a octavos en la llave, pero los otros dos que avanzan son una incógnita.

El cuerpo técnico reconoce que es un evento muy complejo, y más allá de resultados y marcadores, quieren que las muchachas, algunas de las cuales estuvieron en Dinamarca-2015, salgan a entregarlo todo en cada choque.

Las discípulas del técnico Jorge Coll, entre quienes se encuentran las seis chicas contratadas en clubes de Francia, España e Italia, deben ratificar su crecimiento para fortalecer la selección de cara a los años venideros.

Lo mejor de los Mundiales en los últimos años para los planteles que no están en la elite es que una vez eliminados no regresan a casa, sino que se enrolan en una ronda de consuelo, donde siguen efectuando partidos para definir los lugares del 12 al 24, lo cual viene muy bien a las nuestras como fogueo.

Aprovechar cada minuto en cancha debe ser la máxima para las cubanas, en aras de mantener vivo el sueño de alcanzar el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, y que el balonmano cierre un buen año, luego de la plata obtenida en el Mundial de naciones emergentes por los muchachos de la sub-23.

Visto 468 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar